Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/26287

Narcotráfico en Rosario: Ejecutan a un policía de cuatro tiros en la nuca

Los chicos que fueron a la escuela Nº 6018 Victoriano Montes se toparon con una escena aterradora. Una mancha de sangre cubría parte de la calle, en Larralde al 3300. Era la escena de crimen mafioso. En el lugar ue asesinado de cuatro disparos en la nuca un suboficial de la Policía de Investigaciones, mientras se encontraba dentro de su auto, que estaba estacionado frente al establecimiento educativo, en la zona sudoeste de esta ciudad.

Cristian Ibarra, de 28 años, se desempeñaba en la Oficina de Gestión Judicial en el Centro de Justicia Penal, donde se realizan las audiencias y los juicios. Su padre, quien también fue policía, tuvo el mismo destino el 26 de febrero de 2014, cuando fue asesinado mientras trabajaba de remisero y llevaba pasajeros al casino City Center, en la zona sur de Rosario.

3063666w1033.jpg

Los vecinos que alertaron al 911 dijeron que vieron a dos hombres que disparaban contra un Peugeot 308 negro. Tiraron contra el parabrisas del auto y la puerta derecha. Dentro estaba en el cuerpo del suboficial. Murió en el acto. Había sido herido de cuatro balazos en la nuca.

Cuando anoche llegaron los policías a la zona donde se produjo el homicidio realizaron patrullajes por la zona sur y sudoeste para tratar de atrapar a los asesinos pero hasta ahora no hay ningún detenido. Se descarta que se haya tratado de un robo, aunque al policía le sustrajeron el arma reglamentaria que llevaba encima y que no tuvo tiempo de usar.

Las primeras hipótesis señalan que el policía conocía a los asesinos, con quienes mantuvo un encuentro en Larralde y Dean Funes. Ibarra se desempeñaba como custodio en el Centro de Justicia Penal, la nueva sede de los tribunales de Rosario, donde se llevan adelante los juicios y las audiencias imputativas. Desde hacía un año estaba con licencia médica.


Violencia narco
Este asesinato se produjo en medio de un contexto de recrudecimiento de la violencia en Rosario, algo que parece cíclico y que cada vez que sucede hace crujir la seguridad pública. En los últimos cinco días se cometieron cinco crímenes, todos vinculados a una trama narco, en un nuevo capítulo de los enfrentamientos entre la banda de Los Monos y la organización comandada por Esteban Alvarado, preso desde el 10 de febrero pasado, cuando fue detenido e imputado por el homicidio del prestamista Lucio Maldonado.

 
El viernes fue asesinado Carlos Señuque, un hombre de 40 años, vinculado a la familia Cantero, que era un eslabón importante en el llamado negocio de la noche en Rosario.

 
A "Toretto", su apodo tenía que ver con el personaje que encarnó en la película Rápido y Furioso el actor Vin Diesel, lo mataron cuando entraba su auto, un Renault Laguna, en su departamento en Brown 2857, en pleno barrio de Pichincha. En ese departamento Toretto guardaba un tesoro. Tenía colgada en un cuadro la camiseta de San Lorenzo que usó en su debut el 31 de marzo de 2013 Ángel Correa, actual delantero del Atlético Madrid.

A Señuque lo esperaba en el departamento Agostina T, de 19 años, quien estaba encerrada en el 5 C, no se sabe porqué motivo, y salió por el balcón a gritar cuando escuchó los disparos que mataron a su pareja. Ella quedó detenida por orden de la justicia federal, porque encontraron droga en el inmueble y había salido hace unos meses en libertad bajo fianza -pagó 50.000 pesos-, luego de ser aprehendida el 11 de marzo pasado junto con otros cuatro hombres por efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), cuando retiraron una encomienda con 10 kilos de marihuana del Correo Argentino de Rioja y España.

El sábado a la noche, en pleno festejo por el Día del Amigo, fueron asesinadas otras dos personas vinculadas a Los Monos.

Gustavo Candia, de 35 años, sobrino de Lorena Verdún la ex pareja Claudio Cantero, del líder de Los Monos, asesinado en la puerta de un boliche el 26 de mayo de 2013, y Tiziana López, de 17, murieron a causa de 17 tiros que dispararon los sicarios, que además hirieron a otras tres personas.

El lunes se produjo otro asesinato en la zona oeste de Rosario, donde Joel Bello, de 19 años, recibió un piedrazo el viernes cuando iba en su moto con su novia en un intento de robo. El lunes falleció en el Hospital de Emergencias.

Temas Relacionados

Rosario Narcotrafico Argentina