Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/27077

Masacran a golpes y puñaladas a un hombre acusado de violar a nena de 4 años

Ocurrió en la ciudad de San Pedro. Ocho familiares de la víctima atacaron "sin mediar diálogo alguno" al presunto abusador, quien murió días después. Por el hecho, detuvieron a la madre de la menor.

Un hombre que había sido denunciado por abusar sexualmente de una nena de 4 años fue asesinado a golpes en la cabeza, patadas y puñaladas por un grupo de ocho personas allegadas a la víctima, y por el hecho fue detenida la madre de la menor, en la ciudad bonaerense de San Pedro. 

1111111111111.jpg

El hombre asesinado fue identificado como Ángel Romero (35), quien hacía poco había salido de prisión tras purgar una condena por robo y murió el miércoles a la tarde en hospital, en el que estaba internado desde el pasado sábado tras ser atacado a golpes y puñaladas por un grupo de vecinos.

El hecho ocurrió en una pensión de la zona de Gobernador Castro, en San Pedro, adonde llegó la madre de la menor con otros familiares y comenzaron a atacarlo. La fiscal de San Pedro a cargo de la causa, Viviana Ramos, informó que "los agresores atacaron al hombre sin mediar diálogo alguno y en venganza por el presunto ataque sexual".

Ese abuso había sido denunciado por la madre de la nena en la Comisaría de la Mujer de San Pedroel pasado jueves, dos días antes del ataque a Romero.

La representante del Ministerio Público Fiscal aclaró que "el informe médico practicado sobre la menor indica que no presentaba signos de haber sido víctima de abuso sexual con acceso carnal, aunque eso no implica que no haya sufrido otro tipo de abuso".

Luego del ataque, Romero fue hospitalizado y murió el miércoles a las 19.45 a raíz de un traumatismo de cráneo severo que le provocó un compromiso cerebral irreversible. Por el hecho, la Justicia dispuso la aprehensión de la madre que denunció el abuso, una mujer de 34 años.

Según tracendió, al ser apresada la mujer reconoció haber golpeado a Romero en medio de un ataque de nervios al enterarse de lo ocurrido con su hija, aunque esa declaración no tiene validez legal, hasta tanto no la realice en sede judicial.