Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/27396
Conurbano Bonaerense

Juzgan al albañil que mató de nueve puñaladas a su esposa porque lo quería dejar

Sergio Omar Giola acuchilló nueve veces a su ex mujer, delante de su hija. El hombre podría ser condenado a prisión perpetua. El hecho ocurrió hace 2 años en Florencio Varela. "Ya está, ya la maté, me voy a la comisaría", dijo el acusado tras el ataque.

Un albañil comenzará a ser juzgado hoy como acusado de haber asesinado a puñaladas a su esposa, quien le planteó terminar la relación y tenía una nueva pareja, en una vivienda de la localidad bonaerense de Florencio Varela en 2017, informaron fuentes judiciales. Se trata de Sergio Omar Giola de 46 años, quien al momento del crimen tenía una restricción perimetral.

El debate comenzará este lunes y estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Quilmes. que juzgará a Giola por el "homicidio agravado por el vínculo" de Karina Elizabeth Alonso de 39, que prevé una pena de prisión perpetua. Fuentes judiciales informaron que la fiscal de juicio será Mariel Calviño y el imputado estará representado por el defensor oficial José María Mastronardi.

El hecho que se ventilará en el debate oral ante los jueces Cecilia Maffei, Pablo Pérez Marcote y Pablo Pereyra, ocurrió en alrededor de las 7.15 del jueves 21 de septiembre de 2017, en una casa ubicada en Agrelo al 1100 del barrio El Molino de Florencio Varela, en la zona sur del conurbano. Efectivos de la comisaría 2da. fueron alertados a raíz de un homicidio cometido en esa vivienda, donde hallaron el cadáver de Alonso, que presentaba nueve puñaladas, la más grave de ellas a la altura del cuello.

Los pesquisas establecieron que la mujer había regresado en un remís a su vivienda y que allí se hallaba Giola, quien comenzó a interrogarla acerca del lugar donde venía. Para corroborar lo que le había contestado su esposa, el hombre se tomó el mismo remís para consultarle al chofer. "Cuando descubrió que era mentira lo que le había dicho Karina empezaron a discutir y la apuñaló", aseguró un jefe encargado de la investigación.

En el medio del ataque, la hija de ambos, que entonces tenía 19 años, intentó defender a su madre pero no pudo evitar el crimen. "Ya está, ya la maté, me voy a la comisaría", dijo el acusado tras el ataque y se dirigió a la seccional 2da, donde confesó. Giola tenía una restricción perimetral para acercarse a su esposa desde el 29 de junio de 2017, dispuesta por el Juzgado de Paz de Florencio Varela.

La hija de ambos contó a los pesquisas que la relación entre ellos no era buena porque la mujer tenía una nueva pareja y él quería volver con ella. Los peritajes psicológicos realizados al acusado determinaron que era muy "dependiente afectivamente" y, por ende, ese vínculo era como de "vida o muerte", por lo que tenía una imposibilidad de encontrar otra solución a la ruptura.

Temas Relacionados

Femicidio Florencio Varela Viral