Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/27941

Buenos Aires entre Vidal y Kicillof marca el rumbo nacional

La elección entre la gobernadora de Juntos por el Cambio y el candidato del Frente de Todos será clave para la definición presidencial. Desde hoy en las PASO, hacen números para llegar a octubre.


A las 9 de la noche, cuando se hagan públicos los primeros resultados de la elección, la mirada de una gran parte de la dirigencia va a estar centrada en la provincia de Buenos Aires. Solo una sola vez en la historia (1999) el gobernador de la Provincia y el Presidente fueron de signos diferentes, por lo que hoy en este territorio se juega mucho más que la sucesión de María Eugenia Vidal.

KICI.jpg

En las dos fuerzas principales, los pronósticos son los mismos: El tramo de la boleta a gobernador del Frente de Todos que encabeza Axel Kicillof lleva ventaja sobre la boleta oficial. Pero difieren en el porcentaje que saca el candidato opositor sobre la actual gobernadora. Y, sobre todo, disienten sobre el día después. Es decir, sobre la posibilidad de que Juntos por el Cambio revierta o no la elección en octubre. En la gobernación saben que su boleta debe conseguir más votos que el tramo de Mauricio Macri, aunque aún así quedarían debajo del Frente de Todos.

Estos sufragios provendrían de votantes de Roberto Lavagna, pero en su mayoría podrían llegar de electores de José Luis Espert. La Justicia inhabilitó al Frente Despertar a tener candidatos en la provincia de Buenos Aires, por lo que solo estará su boleta presidencial en el cuarto oscuro. En Juntos por el Cambio ya piensan en octubre, por eso, creen que necesitarán cinco puntos más de lo que saque la fórmula presidencial en la Provincia que representa el 37% del padrón nacional para ilusionarse con revertir el resultado en los comicios generales.