Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/28598

Detuvieron a un correntino tras hallar sangre en la casa de joven chaqueña desaparecida

La policía encontró rastros de sangre en la casa de una joven de 26 años que está desaparecida desde el 2 de agosto en la localidad de Lima, vecina a la ciudad bonaerense de Zárate, y por presunto femicidio fue detenido su marido, informaron fuentes de la investigación. 

Durante la búsqueda de Stella Maris Ramírez, entre el jueves y ayer se realizaron allanamientos y rastrillajes que no arrojaron resultados. Hoy serán retomados.

En la casa de Ramírez los pesquisas hallaron mediante el reactivo luminol rastros de sangre en la pared de una habitación, en la parte trasera de una camioneta y en el lavarropas y se tomaron muestras para ser analizadas con el fin de determinar si pertenecen a ella.

Ante esta circunstancia, el fiscal de Zárate Alberto Gutiérrez dispuso el arresto del marido de la desaparecida, identificado como Carlos Entivero, quien se negó a declarar. Ramírez, oriunda de Chaco, desapareció el 2 de agosto, aunque la denuncia fue realizada recién el martes último, cuando su familia, que vive en esa provincia, se enteró por amigos y vecinos que no tenían rastros de ella.

Los padres de la joven llegaron ayer a Lima y fueron sometidos a extracciones de sangre para realizar los correspondientes cotejos de ADN con la sangre encontrada en la casa. La madre, María Estela, contó que su yerno es un hombre “violento” y que sabía que su hija era maltratada. Según la mujer, Entivero es oriundo de San Roque, provincia de Corrientes, y desde hace seis años vive con su hija, con quien tiene una niña de 5.

María Estela contó que él no le permitía visitarla y que por eso recién se enteró de la desaparición de su hija cuando amigas y vecinas de se contactaron con la familia por Facebook preocupadas porque desde hacía días no sabían nada de ella. “Le voy a solicitar al fiscal que detenga también a la madre (de Entivero) por complicidad”, dijo María Estela, ya que cree que viajó desde Corrientes para ayudarlo a deshacerse de evidencias.

Los vecinos declararon que el día que vieron a la chica por última vez escucharon una discusión y golpes entre la pareja.