Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/28626

Preparan extra a jubilados y más créditos blandos

 Se analiza un bono de $ 3 mil y adelantar el pago de la última cuota de la movilidad para pensionados y alivios en medicamentos. Esperan que se defina el dólar y la tasa para anuncios en préstamos. Monitoreo de precios. 

Hasta el momento, los jubilados y pensionados fueron los grandes perdedores de los anuncios para paliar el efecto de la devaluación y la consiguiente inflación. Sin embargo, los técnicos de la Anses analizan la posibilidad de generar un pago extra de entre $ 2 mil y 3 mil, en línea con la recomposición de la AUH. A eso se suma la negociación con los laboratorios para evitar fuertes aumentos de los medicamentos, que también están vinculados a los precios internacionales. Sobre los remedios, el ministro de Producción, Dante Sica, anticipó esta semana que estaban en conversaciones.

ANSES.jpg

El paliativo para las jubilaciones también contempla adelantar el último pago de la movilidad, previsto para diciembre. En septiembre, los jubilados y pensionados aumentarán 12,22%. Es el tercero de los cuatro incrementos anuales que se aplican por la Ley de Movilidad. La jubilación mínima pasará a ser de $ 12.937,22 y la Pensión Universal al Adulto Mayor, de $ 10.349,78, según informó la Anses. Ahora podría sumarse al monto de diciembre, en una medida que, se estima, agregaría un costo fiscal de entre $ 40 mil y $ 50 mil millones. Salvo el bono extra, los aumentos para jubilados y pensionados ya forman parte del Presupuesto por la Ley de Movilidad.

Según publicó PERFIL en su edición del sábado, las medidas anunciadas hasta el momento llegan del 0,3 al 0,5 punto del producto, de acuerdo con estimaciones de economistas, lo que puede totalizar hasta $ 100 mil millones. Todo ese combo excede lo permitido por el acuerdo con el FMI. Algunos puntos responden a reasignación de partidas, pero hay una pérdida de recaudación que puede impactar en el déficit fiscal. De hecho, la consultora Fitch Ratings, que el viernes le bajó la calificación a la Argentina de B a CCC, estimó que el rojo fiscal cerrará este año en 1%, por arriba del 0% de meta que se fijó el Gobierno.

Esta semana, en el Gobierno admitieron, en medio de la presentación de planes de pago para las Pymes, que analizan otras medidas como la posibilidad de dar créditos blandos para las Pymes. Pero para eso, “es necesario ver dónde se estaciona el dólar”, dijo el ministro de Producción. La preocupación son las altas tasas de interés. Esta semana el Banco Central volvió a llevar la tasa de referencia a 75%, después de semanas a la baja antes de las PASO.

Fuente www.perfil.com