Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/28855
Realidad

Duro golpe a la industria maderera: En el primer semestre las ventas bajaron más del 15%

Un informe económico de la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines señala que el segmento de la cadena más afectado es el de muebles, que se redujo 20,3%. "El impacto de los cambios en Ahora 12 pueden influir positivamente en las ventas en el tercer trimestre, pero esto queda en duda por los efectos de la corrección cambiaria" de la semana pasada, señalaron directivos de la entidad.

La Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines (Faima), dio a conocer un informe económico de la primera mitad del año relevado por medio de su Observatorio del Sector Madera y Mueble, cuyos resultados no son alentadores, e incluso podrían empeorar tras la última devaluación de la moneda argentina.

maderera.jpg

"La producción del bloque de madera y muebles se contrajo un 15,1 por ciento en el primer semestre de 2019. La industria del mueble es el segmento más afectado, mostrando una baja del 20,3 por ciento en su nivel de producción, mientras que la producción de madera cayó 4,1 por ciento. Esta es la mayor caída para un primer semestre desde la crisis de 2002", indicaron como datos más relevantes que surgen del informe presentados desde esa federación empresaria.
La caída del consumo es el principal factor que explica este retroceso.

Si bien las perspectivas para el tercer trimestre se enfocaban en que la crisis encuentre su piso, cimentada en los estímulos al consumo que imprimió la baja de tasa Ahora 12, su extensión de lunes a domingo y la inclusión de muebles, colchones y materiales de construcción en el catálogo de venta de supermercados bajo este programa, el nuevo episodio cambiario dota de incertidumbre a los próximos meses.


Con una profunda preocupación respecto a la ausencia de alternativas de financiamiento para PyMEs, ante la elevada tasa de interés en el marco de crisis cambiaria, directivos de la entidad no ocultaron su temor de un agravamiento de ese sector productivo.

Fuente. Diario El Libertador