Corrientes 17 °C
Min. 12 °CMax. 21 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/30281

Desgarrador: mujer del pizzero asesinado en Banfield vende el local histórico

Quebrada en llanto, la viuda de Adrián Albanese reveló los estremecedores motivos por los cuales decidió poner a la venta el local que formó junto a su marido fusilado hace casi dos meses atrás. 

La mujer del pizzero que fue asesinado de un disparo en la cara en su negocio de Banfield, debió tomar la díficil y dolorosa decisión de vender el local donde "formó su familia y vivió cientos de momentos llenos de amor" junto al fallecido y el hijo de ambos, de seis meses. La viuda abrió su corazón en una profunda conversación que tuvo con Crónica, detalló los motivos de la determinación y reveló el diálogo clave que tuvo con la víctima antes de su muerte. 

Casi dos meses después de que Crónica publicara de forma exclusiva la noticia del asesinato de Adrián Albanese, de 40 años, su esposa Verónica Fernández, de 38, decidió poner en venta la pizzería Don Albanese situada en Alsina y Peña. "Fue una decisión muy difícil porque nuestra vida juntos trascurrió dentro de ese lugar. Sin embargo, hay varios motivos que me impulsaron a hacerlo: no sé administrar un local de rubro gastronómico, me quedé sin un centavo, estoy envuelta en deudas y, cada vez que entro al local, recuerdo una y otra vez todo lo que pasó. No tengo ganas de continuar con mi vida pero necesito salir adelante por mi hijito Salvador", relató quebrada en llanto. 

"Este último tiempo me invadió el dolor y las deudas. No pude pagar el alquiler de la casa en la que vivía mi familia porque nuestro sostén era Adrián. Volví a vivir a Capital Federal, a la casa de mis padres situada en Parque Patricios. Manejar un local del rubro gastronómico es muy difícil y no tengo las ganas ni las fuerzas para poder continuar lo que impulsó mi marido", detalló. 

Luego, reveló una charla clave que tuvo con el fallecido antes de su muerte: "Tuvimos un diálogo con Adrián, el cuál me hace sentir que él estaría de acuerdo con mi decisión. Prometimos vender la pizzería si, por algún hecho de seguridad, alguno de los dos sufría algún daño". 

Continuó: "De igual forma, el motivo de la inseguridad nunca fue motivo para no iniciar el proyecto. En nuestro país, estas cosas son moneda corriente y uno no puede vivir con miedo. Nuestra pizzería tenía alarmas y cámaras de seguridad, era la primera vez que eramos víctimas de un robo".

Al concluir, tal cual como acordó con su marido, la mujer puso la pizzería a la venta y pidió a los interesadosen comprarla que se comuniquen con ella a través de su mail [email protected] o a su celular 1164012068.