Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/32269
En San Miguel

Piden anular el beneficio de prisión domiciliaria del hombre que amenazó a víctima de abuso

En las próximas horas presentarán el pedido de revocación del beneficio de prisión domiciliaria para el sujeto que amenazó a una joven que fue víctima de abuso en San Miguel. Así lo confirmó el abogado Hermindo González, quien adujo que el hombre (Mariano Martínez) no tiene control ni restricción. Martínez fue condenado a 18 años de prisión por el abuso sexual triplemente ultrajante, a Micaela Real, de 19 años de San Miguel. La joven, se denunció, es amenazada por el abusador quien tiene prisión domiciliaria por tener 70 años. Además, solicitarán asistencia psicológica para la víctima ya que quedó perturbada luego de declarar el sábado a la noche en la Comisaría por pedido del Fiscal.

prision.jpg

   

El doctor Hermindo González comentó que “este señor Mariano Ramírez ha violado la perimetral. Se actuó de oficio de parte del fiscal de Santa Rosa. Hoy vamos a estar presentando una revocación de la prisión domiciliaria porque no se han cumplido las disposiciones de la misma”.

"Ramírez tiene 18 años de prisión desde el momento mismo que fue detenido, y se debe cumplir la condena con prisión domiciliaria. En el mes de agosto se dictó la condena y en ese mismo día se resolvió que sea domiciliaria”, expresó Gonzalez y señaló que “por el tema de la edad de Ramírez - tiene 70 años- le otorgaron la prisión domiciliaria”.

El abogado defensor de la víctima además comentó que “el comisario de San Miguel me dijo que no tenía conocimiento que debía tener control el detenido, en su domicilio”.

Hermindo González, recordó el caso y describió que “Mariano Ramírez fue condenado por abuso sexual triplemente calificado contra Micaela Aldana Real. El 5 de agosto le otorgaron la prisión domiciliaria, con control electrónico de la tobillera, pero la provincia no proveyó de esto, se aclaró que se le otorgaba el beneficio de arresto domiciliario pero que el mismo debía estar sujeto a un estricto control policial”.   

Sobre el estado de salud y de ánimo de la víctima, indicó que “la situación de Micaela es compleja, por este hecho se inició una actuación de oficio, se la citó a prestar declaración el sábado a las 10 de la noche en la Comisaría, pero sólo debían preguntar por la nueva situación no por el hecho de violación en sí, lo que le causó cierto nerviosismo, y por eso vamos a solicitar asistencia psicológica para ella”.