Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/33153
Situación compleja

Afirman que la bajante del Paraná perjudicará notoriamente la reproducción de peces

El director del Instituto de Ictiología del Nordeste, Juan Pablo Roux, explicó a La Dos que las pocas lluvias y la consecuente desconexión del río con la costa impiden que los peces recién nacidos encuentren lugares propicios para conseguir alimento y refugio y sobrevivir en su primer año de vida.

 

dorado.jpg

El bajo nivel del río Paraná afectará notoriamente la reproducción de peces, ya que no están dadas las condiciones necesarias para que el proceso se dé favorablemente. Así lo aseguró en exclusiva a La Dos el director del Instituto de Ictiología del Nordeste (INICNE), Juan Pablo Roux, quien explicó que este es el período en el que los peces empiezan a desovar.

"La reproducción se da desde agosto hasta febrero y marzo. En esta época los peces se estimulas por tres factores: mayor foto período, es decir, más horas de luz solar, el aumento de la temperatura y las crecientes. Esto último hoy no se está dando. Los peces están migrando y hace más calor, y si el desove se produce esto va a generar crías que no van a poder encontrar el valel aluvial, esto es, la comunicación entre el río y las costas, donde deben permanecer su primer año de vida ya que ahí encuentra alimento y refugio", explicó. 

Estos pequeños peces serían arrastrados por el cauce del río, dónde no tienen las condiciones propicias para sobrevivir en su primer período de vida.

A su vez, el especialista continuó describiendo que las hembras están en el proceso de estimulación por el calor y la luz solar, pero el proceso final de la reproducción no concluye hasta que no se den las condiciones hídricas ideales. "El animal se prepara para desovar, pero si no hay creciente, unas pocas especies van a desovar porque no están dadas las tres condiciones de forma conjunta", explicó.

Roux remarcó que “este año no están dadas las condiciones para que este proceso se dé favorablemente, las recomendaciones que damos es que todos los que vayamos a hacer uso del recurso en el río lo veamos con mucha precaución, tratar de no hacer una sobre pesca, exagerada porque le agregamos un efecto nocivo más”. 

Instan a respetar la reglamentación de pesca deportiva

“Si se puede pescar un solo dorado y un solo surubí hagamos caso. Esa es nuestra responsabilidad. Esto no es un capricho, es algo necesario. La exagerada presión de pesca es un factor nocivo más para este proceso que ya está perjudicado por las condiciones climáticas", reflexionó.

Por último, se refirió a la falta de lluvias en la zona, y mantuvo que “si miramos el río Paraná, vemos que hay una bajante muy marcada, tuvimos un repunte ayer pero hoy ya volvió a 2,10 metros, está faltando agua, si no hay una perspectiva de lluvia se complica, sobre todo en esta época que va de octubre a noviembre”.