Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/33728
Tras el debate presidencial

Braillard Poccard: “Me tienen podrido con el dedito acusador los kirchneristas, como si fuera que ellos no son responsables”

El senador nacional del Partido Popular, dentro de ECO, Pedro Braillard Poccard, habló con “Antes que se imprima”, sobre el debate presidencial y expresó que “me tienen podrido con el dedito acusador los kirchneristas, como si fuera que ellos no son responsables de lo que está ocurriendo ahora, la responsabilidad es compartida”. Además, remarcó que “el presidente después de las PASO reconoció los errores, y eso la gente valoró y valoró aún más los aciertos. Hay que poner en la balanza lo que se hizo bien y lo que hay que seguir haciendo, yo no critico los votos de la gente, si critico el caradurismo de la gente”.

BRAILLARD EN EL SENADO.jpg

 

Sobre el debate presidencial del pasado domingo y la postura del candidato a presidente Alberto Fernández, el senador Pedro Braillard Poccard, expresó que “me tienen podrido con el dedito acusador los kirchneristas, como si fuera que ellos no son responsables de lo que está ocurriendo ahora, la responsabilidad es compartida. Hasta una ex vedette ahora se dedica a opinar de política”.

 

A su vez, el legislador nacional del presidente Mauricio Macri, sostuvo que “el presidente después de las PASO reconoció los errores, y eso la gente valoró y valoró aún más los aciertos. Hay que poner en la balanza lo que se hizo bien y lo que hay que seguir haciendo, yo no critico los votos de la gente, si critico el caradurismo de la gente”.

 

Asimismo, Braillard Poccard mantuvo que “lo vi bien al presidente, todos los candidatos le tiraban al presidente, fue el cartón ligador porque está en funciones y me molestó la actitud que tuvo Alberto Fernández, pensaba que iba a ir de otra manera”.

 

Por último, el senador nacional del Partido Popular, dijo que “si analizamos objetivamente porque hay muchas cosas que se pueden mejorar, es un hecho histórico porque es la primera vez que participan del debate todos los candidatos a presidentes porque responde a una necesidad de que la gente sepa como los candidatos piensan hacer las cosas y como lo piensan pagar”.