Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/34738

Femicidio de Vilma: mensajes por WhatsApp y un cuerpo con ataduras y encintado


El lugar del hallazgo del cuerpo de Vilma, a unos 15 kilómetros del casco urbano. El WhatsApp de Vilma marcó activo por última vez el jueves a las 00.05.


 

wilma.jpg




El flagelo de los femicidios en Misiones sumó el viernes un nuevo y doloroso capítulo, al confirmarse el asesinato de Vilma Daiana Mercado, una joven de 19 años que estaba desaparecida desde el miércoles a la noche y cuyo cuerpo fue encontrado el viernes a la tarde en medio de un monte cercano al acceso a la localidad de Puerto Iguazú. Por el hecho hay un soldado voluntario detenido. 


La denuncia por su desaparición había sido radicada el jueves, pero la búsqueda tuvo su jornada de mayor tensión ayer cuando los pesquisas involucrados informaron la detención de un sospechoso y horas después se terminó confirmando el peor final para la muchacha, cuyo caso se transformó en el sexto femicidio registrado en la provincia en lo que va del año. 


Paso a paso
Según lo que pudo reconstruir El Territorio en base a diversas fuentes consultadas, el drama comenzó el miércoles a la noche, cuando la víctima salió de su casa en el barrio Las Orquídeas de Puerto Iguazú pero nunca más regresó y al otro día su familia decidió radicar la correspondiente denuncia por desaparición. 
Fue su madre quien se acercó a la Comisaría Segunda de dicha ciudad para alertar la ausencia de su hija y los uniformados comenzaron a trabajar en el caso. 
Los pesquisas averiguaron entonces con el círculo íntimo de la muchacha, más precisamente con un grupo de compañeras de colegio, quienes aportaron información que resultó siendo clave para el avance. 


Las chicas dijeron desconocer el paradero de Vilma, pero indicaron la joven había contado en un grupo de WhatsApp que tienen en común que se iba a encontrar con un muchacho e incluso envió una foto para mostrar que estaba esperando su llegada.


Las estudiantes narraron que su compañera no dijo el nombre del chico con el que iba a encontrarse, pero a partir de ahí los investigadores tuvieron por dónde avanzar. El servicio de mensajería instantáneo marcó las 00:05 del jueves como última vez activo. 
A partir de ahí, los pesquisas tenían la labor de identificar al sujeto que iba a encontrarse con la muchacha y lo hicieron. El joven que ahora quedó detenido como principal sospechoso es un soldado voluntario identificado por las fuentes como Carlos Luis Leandro V. (20). 


Con cautela, los investigadores llegaron hacia él y las sospechas se acrecentaron cuando detectaron contradicciones en su relato brindado aún como testigo, lesiones en sus manos y brazos y un chip que podría pertenecer al celular de la víctima. 
El sujeto entonces quedó demorado en forma preventiva mientras se reunían más elementos e indicios que conduzcan la pesquisa. 


En ese contexto, el Juzgado de Instrucción Tres, a cargo del magistrado Martín Brites, autorizó ayer un allanamiento en la casa del joven que para ese entonces ya era sospechoso y lo hallado en su departamento lo complicó aún más. 
En el lugar los detectives incautaron un teléfono celular que también podría tratarse del aparato de Vilma, además de otros elementos de interés en los que se destacan una cinta de embalar y una soga. 


A partir de todo esto, el sujeto fue sometido a un hisopado de sus lesiones, procedimiento tendiente a detectar posibles rastros genéticos, y otros estudios médico-forenses que podrán resultar clave en el futuro.


Hallazgo del cuerpo
Después de todas estas novedades, el nivel de tensión aumentaba en los pesquisas y el peor final se terminó confirmando en horas de la tarde, cuando se produjo el hallazgo del cuerpo. 
El cadáver fue encontrado durante una serie de rastrillajes realizados por los especialistas de la Dirección Homicidios, quienes fueron convocados por el juez Brites para trabajar el caso. 


Las fuentes añadieron que el cuerpo fue hallado en una zona de monte ubicado al costado de la ruta nacional 12, en cercanías a una antena repetidora de televisión y a unos quince kilómetros del casco urbano de la ciudad. 
La comitiva policial y judicial permaneció en el lugar hasta altas horas de la noche y las fuentes consultadas indicaron que debido a la escasa iluminación no se pudo observar a prima facie una causal de muerte determinada, pero graficaron que el cuerpo evidenciaba una “extrema violencia”. 


Lo que sí alcanzaron a divisar quienes participaron de los procedimientos en la escena es que la joven estaba atada de pies, tenía encintado el rostro y sus prendas íntimas bajas, lo que daría haría suponer de un posible ataque de índole sexual. 
El cadáver de la muchacha iba a ser trasladado en primera instancia al hospital para el reconocimiento de sus familiares y luego a la morgue de Posadas para el examen de autopsia. 


Lo que ahora se busca dilucidar es si ese mismo lugar fue la escena del crimen o si la muchacha pudo haber sido asesinada en otro punto de la ciudad y su cuerpo trasladado hasta allí. 


Por lo pronto, al cierre de esta edición, las labores del caso continuaban y anoche los pesquisas iban a regresar a la vivienda del sospechoso para realizar estudios de luminol, pericia tendiente a encontrar rastros de sangre. 


Sexta víctima
De esta forma, Vilma se transformó en la sexta víctima de femicidio en la provincia en lo que va del año. Los anteriores caso fueron: María Belén González (17), Fiorella Itatí Aghem (20), Antonela Rocío Bernhardt (27), Estela Fidencia Arapayú (49) y Raquel Pereira (22), en cuyo ataque también fueron asesinados sus hijos Jefferson (8) y Thiago (5).San Pedro: Robaron e incendiaron la escuela 904 Puerto Argentino.

 

 

 

Fuente: Elterritorio.com.ar