Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/35671

Empedrado: en una escuela rural aguardan refacciones para celebrar el centenario

Que se pinten las instalaciones y reparen las aberturas, es el deseo de tutores de la institución que en octubre cumplió 100 años. Los festejos estaban previstos para mediados de este mes. 

empedrado.jpg


 
La Escuela N° 698, ubicada en Colonia Brugne (Empedrado) cumplió 100 años el pasado 15 de octubre. Pero, debido a la necesidad de realizar algunas reparaciones edilicias, las autoridades decidieron posponer los festejos para el próximo lunes 25. Sin embargo, padres de algunos manifestaron que todavía no se habrían ejecutado los trabajos necesarios. Requirieron que al menos se realicen algunas mejoras, tales como la pintura de las paredes y la reparación de aberturas para que se pueda desarrollar el acto conmemorativo.
Al colegio rural asiste  una veintena de alumnas que cursan -según el caso- el nivel primario y el inicial.  Mientras que un par de docentes -una de las cuales además es directora- son las encargadas de la educación de los chicos. En tanto que, una mujer prepara el desayuno y el almuerzo para los alumnos. Alimentos que elabora con aportes que  realiza el Municipio de Empedrado. 

 

Precisamente, según indicó uno de los tutores a El Litoral, el pedido para los arreglos edilicios los realizaron en abril pasado a través de la Comuna. Y según les informaron a los padres, las obras habrían sido aprobadas por el Consejo General de Educación. 
Entre las reparaciones contempladas estarían la pintura interior y exterior, reparación de aberturas, conexiones eléctricas, reparación o reemplazo del tanque de agua, arreglo de sanitarios, entre otros. 
En este contexto, una ex alumna e integrante de la comisión encargada de organizar los festejos del centenario, comentó a este diario que “son muchas las cosas que hay que hacer porque realmente es un edificio muy antiguo. El tanque de agua está sellado, pero tiene un agujero por donde caen ranas o pajaritos y el agua no se puede tomar. Los chicos y los tutores traen agua de sus casas para consumir. El baño de varones -por ejemplo- tiene los inodoros antiguos tipo letrinas”.

 

En este punto, admitió que si bien son varios los trabajos que se requieren, manifestó que “junto con mis hermanos me educaron en esa escuela. Quienes de alguna u otra forma somos integrantes de esa comunidad educativa, queremos celebrar el centenario y sería muy bueno que el edificio esté un poco mejor”. Precisamente por ello, desde la citada institución, también estarían haciendo las gestiones ante los organismos correspondientes a fin que se ejecuten algunas de las refacciones más urgentes.

 

 

Fuente: Ellitoral.com.ar