Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/35918

Chaco: detenido con ocho gallos de riñas que superan los 800 mil pesos 

Intentó escapar de un control de Gendarmería Nacional con ocho gallos de riña, los que llevaba en el interior de unas mochilas adaptadas, y aparentemente volviendo de una pelea. Los animales estaban con importantes heridas, indicaron las fuentes. Todos los detalles en la nota.

   

220467w980.jpg

En el control a la altura del kilometro 311 en la ruta provincial 89, entre las provincias de Chaco y Santiago del Estero, efectivos de gendarmería y del GOIP dependiente del Escuadrón N1 de esta ciudad, el pasado domingo, pudieron detener a un hombre a bordo de un automóvil Mercedes Benz, quien al intentó esquivar a los efectivos y fue detenido rápidamente. En su poder, tenía secuestrado ocho gallos preparados para pelea, valuados cada uno en cien mil pesos, aproximadamente, estimaron los peritos.

El automovilista tenía como destino la vecina provincia de Corrientes, y volvía desde Santiago de Estero, aparentemente luego de haber participado en estas peleas ilegales con estos animales que les fueron decomisados. Cabe destacar, que los gallos fueron rescatados y llevados a un centro de cuidados para su rehabilitación, indicaron desde el Escuadrón de Gendarmería.

 
Actividad prohibida

La riña de gallos es una actividad ilegal que aún se practica en varias provincias del país, sobre todo en las de la región norte, y eso quedo corroborado, ya que el pasado domingo fue detenido un automovilista quien llevaba en el baúl ocho gallos de riñas, muchos de ellos con heridas de consideración productos de las peleas.  

 Durante años, las diferentes sociedades protectoras de animales luchan en contra de la actividad ya que lastima severamente al animal, ya sea antes, durante y después de las peleas. Las riñas de gallos están prohibidas en en el país desde 1954, a partir de la sanción de la ley 14.346; la regulación se extiende para cualquier enfrentamiento entre animales, ya sea públicos o privados.

Aún así, en algunas provincias como Santiago del Estero y Tucumán y San Luis, se realizan periódicamente. Según el Código Penal, las penas para las personas que se dedican a estos pasatiempos ilegales, van de 15 días a un año. Es por el resultado de las peleas, donde a través de documentales se dieron a conocer las terroríficas consecuencias.

Todo el circo armado
A pesar de la ilegalidad de las peleas de gallos y perros, gente de alta sociedad es la que más involucrada esta muchas veces, agregaron los consultados, teniendo en cuenta al conductor que fue detenido con los ocho gallos, que iba a bordo de un automóvil importado.

 Además de los gallos, algunos de ellos en condiciones casi de gravedad que se los incauto, producto de las peleas, se le secuestro al mismo la cantidad de 45 espuelas o púas adaptadas,  que se le colocan al animal, que sirve para el ataque. También anestésicos y otros elementos que se utilizan para curar a los gallos. Se secuestro casi cien mil pesos de dinero en efectivo, y dólares entre otras pertenencias del automovilista.

 Tomo intervención en el hecho, el Juzgado Federal de esta ciudad a cargo del juez Miguel Aranda, quien luego de los diligenciamientos, otorgo la libertad del detenido, supeditado a la causa por encontrarse en infracción a Ley 14.346 (maltrato o víctimas de actos de crueldad a los animales).

Fuente: Norte