Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/36177
Cruces

El embajador argentino en Bolivia aclaró que "para nosotros no hay golpe de estado"

 

La postura sobre la situación en Bolivia volvió a generar tensión entre Macri y Alberto Fernández. El presidente electo le pidió al mandatario hacer una declaración conjunta de repudio al "golpe de Estado", pero no llegaron a un acuerdo.

 


 Tras la renuncia de Evo Morales, el embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García, aseguró hoy que para el gobierno de Mauricio Macri "no hay un golpe de Estado" en ese país.

embajador en bolivia.jpg

""No hubo un golpe como estamos acostumbrados, cuando se levantan los regimientos. Ayer, cuando ya estaban todas las cartas echadas, salió la conferencia de las Fuerzas Armadas pidiendo la renuncia de Evo Morales", indicó.

Álvarez García consideró que "hay una interrupción del orden constitucional en base a una gran conmoción social". Y comparó la salida de Evo Morales con el final del gobierno de Fernando De la Rúa en 2001. "Hay presiones para que renuncie y hay un montón de juegos políticos", remarcó.

Por otro lado, recordó que la nueva Constitución de ese país no prevé la asunción del presidente de la Corte en caso de acefalía y dijo tener información sobre una reunión en procura de "encontrar una salida provisoria" a la crisis política e institucional.

 "Ojalá que el post evismo sea rápido y no sea complicado para Bolivia", apuntó. "Tienen que llamar a elecciones", aseveró Álvarez García

Además, dijo que no hay refugiados políticos del gobierno de Morales en la embajada argentina. "Hablamos con el canciller que si había un pedido lo íbamos a hacer", sostuvo.

En otro orden, el embajador afirmó que hasta esta mañana ningún integrante del renunciante gobierno había pedido asilo político a la Embajada de Argentina, aunque sí se contactó con el renunciante canciller, Diego Pary Rodríguez, esa posibilidad.

Además, indicó que "no hay argentinos heridos" en Bolivia.