Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/37332
Alejandro Amarilla, médico del Instituto de Cardiología

Confirman que no debería exigirse certificados de aptitud física en colegios y escuelas

El director del Departamento de Prevención de Enfermedades Cardiovasculares  del  Instituto de Cardiología, Alejandro Amarilla, remarcó en declaraciones a Radio Dos, “no se debe exigir, desde las instituciones educativas, una constancia de salud o aptitud física” y cuestionó que algunos establecimientos no permitan a los alumnos  realizar actividad física por  no presentarlo. Su postura es coincidente con el documento emitido  por el Ministerio de Educación de la Nación y diversas Federaciones médicas. También se refirió al caso del joven maratonista de 20 años que murió este fin de semana de muerte súbita en la localidad de Carolina.

El médico aludió al documento del Ministerio de Salud de la Nación que expresa que “no existe evidencia científica que avale pedir a un niño o adolescente certificado de aptitud física para realizar actividad física alguna”.

El escrito remarca que “no se debe exigir, desde las instituciones, una constancia de salud o apto físico como requisito para que NNyA accedan a los distintos espacios curriculares y extracurriculares del sistema educativo que tengan como eje central, la realización de actividad física, entre los cuales se encuentran las clases de educación física, torneos escolares, talleres, campamentos, entre otros”.

“Solo se debe extender una constancia médica para presentar en las instituciones únicamente en los casos que se presenten condiciones detectadas a partir del control integral de salud, que contraindiquen o limiten en forma temporal o permanente la realización de actividad física o que requieran de cuidados especiales”, concluye la disposición oficial.

Por  otra parte,  Amarilla se refirió al caso del joven de 20 años que perdió la vida por Muerte Súbita en Carolina, y señaló que “existen  muertes súbitas  dentro y  fuera de las competencias, especialmente fuera”.

“Esto se puede prevenir en un alto porcentaje  si uno se hace los chequeos y controles previstos, el  problema se podría detectar”, señaló.

En tanto, agregó  que “en el caso de este chico de 20 años, se debe a enfermedades de origen congénito o genético”.

“Este chico vivió 20 años, con una anomalía congénita, que nunca fue detectada”, explicó sobre el joven.

Instó a que “ante cualquier tipo de competencia,  uno debería tener una evaluación previa para  determinar  en qué condiciones está para hacerla”.

En este  sentido, incluyó a personas jóvenes y a las personas de más de 30 o 35 años, sobre éstas últimas dijo que deberían hacerse un test de esfuerzo.