Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/37458
Viral

A una chica trans le prohibieron la entrada a un boliche

Kiara Acosta, la joven a la que no le permitieron el ingreso al boliche, inició una campaña en redes para visibilizar esta práctica que sucede a diario y de la que nadie habla: la discriminación por el aspecto físico. 

 

70671374_442259146447916_5459597013904116821_n.jpg_355579628.jpg

"Ayer (por el domingo a la madrugada) el machito de Federico Dickmann y el dueño del boliche Rose in rio, me discriminaron y rebotaron por 'estar vestida como una puta y parecer hombre', sabiendo que soy una chica trans. DENUNCIO este boliche, cancelado Rose in rio sos nefasto", escribió Kiara Acosta en sus redes sociales al mismo tiempo que compartió las imágenes del relacionista público que dejó pasar a su amiga y más tarde la rebotó a ella. 

Ayer el machito de Federico Dickmann y el dueño del boliche Rose in rio, me discriminaron y rebotaron por ''estar vestida como una puta y parecer hombre'', sabiendo que soy una chica trans. DENUNCIO este boliche, cancelado Rose in rio sos nefasto. pic.twitter.com/I1zNwvsDX1— Kiara Acosta (@KiaraAcostaOk) November 25, 2019

Rápidamente el video se viralizó, en parte porque Kiara se convirtió en influencer a raíz de su participación en el reality "Despedida de solteros" (conducido por Marley en Telefe) y por otro lado porque existen infinidad de chicas que pasaron por lo mismo: no pudieron ingresar al boliche por su aspecto físico. 

A raíz del hecho comenzaron una especie de campaña en redes sociales para visibilizar esta práctica que sucede a diario y de la que nadie habla. En la puerta las eligen. Eligen quiénes entran y quiénes no de acuerdo a ciertos "estándares de belleza".

Según Kiara ella no entró por "estar vestida como una puta y parecer hombre" o al menos eso denuncia que le dijo el relacionista público. "Sabe mi historia, sabe que soy una chica trans", cuenta .

Esto pasa en el 90% de los boliches de Buenos Aires, todas las noches dejan afuera a chicas con excusas por no ser parte de un patrón hegemónico. Nos humillan, nos discriminan y nos hacen sentir mal con nosotras mismas. 

La Ley 26.370, sancionada en mayo de 2008, regula el derecho de admisión en los eventos y espectáculos públicos que suceden en espacios privados como bares, locales bailables, restaurantes y locales de espectáculos, entre otros.

La ley establece que el derecho de admisión no debe ser contrario a los derechos reconocidos en "la Constitución Nacional ni suponer un trato discriminatorio o arbitrario para las personas, así como tampoco colocarlas en situaciones de inferioridad o indefensión con respecto a otros concurrentes o espectadores o agraviarlos" (textual de la Ley).

Repito, esta es una práctica que sucede a diario y de la que nadie habla.

kiaraacostaok_72486841_462195968046151_8233124930599229321_n.jpg_1211171217.jpg
kiaraacostaok_73480790_759476277856331_2037326677478438968_n.jpg_1211171217.jpg
kiaraacostaok_75561391_429583481049768_352196255517929774_n.jpg_1211171217.jpg