Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/37886

Femicidio de Perla Zelaya en Virasoro: Insistirán con el cese de prisión domiciliaria del femicida

El doctor Eduardo Etchegaray Centeno, abogado en el caso de femicidio de Perla Marisel Zelaya Araujo, que ocurrió en Virasoro, en marzo, donde el femicida Fortunato Silva luego de asesinar a  Perla, intentó asesinar a la hija y luego quiso suicidarse, pero no lo logró. Actualmente tiene prisión domiciliaria en la casa de su madre, pero no tiene tobillera electrónica. El abogado querellante, manifestó que insistirán con el pedido de cese de prisión domiciliaria, y que esperan la fecha de juicio. 

 

perla marisel.jpg

 

El doctor Eduardo Etchegaray Centeno, abogado en el caso de femicidio de Perla Marisel Zelaya Araujo, sobre la actualidad de la causa, comentó que “pedimos que se revoque la prisión domiciliaria, y que esté con otros asesinos, porque la familia se siente muy mal con todo esto, la hija se siente muy mal, cree que no hay justicia porque el tipo mató a la madre y está en su casa, como si nada, ella llora todos los días”.

 

A su vez, el abogado mantuvo que “vamos a insistir con el pedido de revocatoria de prisión domiciliaria para que esté donde corresponde, porque mientras tanto sigue en su casa, Silva”.

 

Asimismo, del juicio oral por el caso, el doctor Etchegaray Centeno, afirmó que “estamos esperando que se fije la fecha de juicio del caso”.

 

En otro sentido, sobre las justificaciones para otorgarle la prisión domiciliaria, porque está en silla de ruedas, el abogado querellante expuso que “cuando la decisión de un juez es justa por los problemas que causa a las víctimas está bien, pero si el hombre este está mal tiene que ir a un psiquiátrico, o a un hospital del servicio penitenciario no en un lugar donde están las hijas de la víctima, porque salió y amenazó a la ex pareja de Perla y las hijas”.

 

Por último, el doctor Etchegaray Centeno, contó que “una hija la más chica, que intentó matar Silva, vive todavía en Virasoro, con mucho miedo, por supuesto, y la otra vive y estudia en Posadas, y le cuesta volver a Virasoro”.