Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/39864

Saenz Peña: un hombre perdió un ojo tras el impacto de una cañita voladora durante la Navidad

Julio Carabajal, del Barrio Ramseyer, tuvo que ser derivado a Resistencia. El mal uso de los artefactos explosivos sigue enerando heridas.

perrando.jpg
Imagen: Ilustrativa

Los vecinos del Barrio Ramseyer se encuentran conmovidos e indignados por el tremendo impacto que provocó en el rostro de un comerciante del barrio un proyectil pirotécnico lanzado por un vecino, aparentemente, mayor de edad, provocándole la pérdida de in ojo e internado en terapia intensiva del Hospital Perrando. 

La víctima de este irresponsable uso de pirotecnia fue identificada como Julio Carabajal, de 49 años de edad, de profesión viajante, ex camarógrafo de un canal de televisión de circuito cerrado de la ciudad. Según se pudo saber, fue derivado de urgencia hasta el hospital Perrando, teniendo en cuenta las graves lesiones que le llegaron a ocasionar la perdida de uno de los ojos, según confirmaron fuentes hospitalarias.

 

"Sentado recibió el impacto"

En tanto, por afirmaciones de allegados y familiares de Carabajal, comentaron que pocos minutos después del brindis navideño, el ex camarógrafo se encontraba sentado al frente de su casa junto a su familia, cuando de repente lo vieron caer al piso, tras recibir el impacto en la cara. 

Según comentan los vecinos, aparentemente el proyectil, similar a una cañita voladora, fue arrojado por otro vecino del barrio, impacto en la zona del rostro de la víctima. Eso le ocasionó serias heridas en toda la cara, incluso se habría confirmado desde la guardia de emergencia del Hospital 4 de junio, que llegó a perder el ojo donde habría impactado el artefacto explosivo.

'La desgracia, de una nueva víctima de accidente por el mal uso de la pirotecnia, en esta oportunidad involucró a una persona que no tenía nada que ver con el manejo de la misma, ya que recibió el impacto del cohete, que habría sido lanzado por otro vecino que reside a unos metros de la vivienda donde se encontraba Julio”, comentó a este diario una vecina.

 

Horas antes lo habían asaltado

La familia de Julio Carabajal no terminaba de salir de una situación dramática que les tocó vivir unas cuantas horas antes, cuando fue abordado el lunes por la tarde, por dos motochorros, que a punta de arma de fuego le sustrajeron dinero en efectivo que el mismo tenía producto de la recaudación para la empresa que trabaja.

Pero sin duda, el difícil momento por el que está pasando la familia de Carabajal, quien sufrió un accidente de características graves, ya que el impacto del artefacto, que le exploto en la cara, le habría ocasionado la pérdida de uno de los ojos. El disgusto de los familiares de este vecino fue viralizándose en las redes sociales, donde se cuestionaba el manejo de personas mayores el mal uso de la pirotecnia.

 

Fuente: Diario Norte (Chaco)

Temas en esta nota

ChacoSaenz PeñaPirotecnia