Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/40137

Misterio y desesperación por una familia de Moreno: se fueron de vacaciones a las Cataratas y nunca regresaron

Los Decheff fueron a pasar la Navidad a Chaco y luego se dirigieron hasta Puerto Iguazú. Su familia no sabe nada de ellos desde el sábado.

Una familia oriunda de Moreno, que había ido a pasar la Navidad a Chaco y luego a conocer las Cataratas del Iguazú, es buscada intensamente desde el sábado, cuando abandonaron el hotel donde estaban hospedados en Puerto Iguazú y se disponían a volver a su casa del conurbano bonaerense.

familia1.jpg

Habían arribado a Chaco el sábado 21, alrededor del mediodía, para festejar la Noche Buena junto a unos familiares. El 25 emprendieron viaje hacia Misiones, donde permanecieron tres días más, para cumplir el sueño de conocer una las atracciones turísticas más imponentes de la Argentina.

Tras pasar una semana de vacaciones, Argentino Miguel Decheff (36), su esposa Gladis Marisa Gómez (39) y sus hijas Micaela Marilyn (17), Camila Solange (14) y Celeste María (6) armaron las valijas, se subieron a su Ford Ecosport color negra, patente FRX 105, y salieron a la ruta aproximadamente a las 8 de la mañana.

Como los Decheff son muy unidos con el resto de sus familiares, estuvieron constantemente comunicados durante todo el viaje intercambiando fotos, videos y mensajes por Whatsapp.

"Micaela, la hija mayor del matrimonio, me mandó un mensaje el sábado temprano diciendo que estaban saliendo para Moreno. Cerca de las 9 volví a comunicarme con ella y me confirmó que estaban en viaje”, contó Antonella, sobrina de Gladis, a Infobae.

En paralelo a esa conversación, otra tía de Antonella le mandó un mensaje a Gladis cerca del mediodía para saber cómo les estaba resultando el viaje, a lo que la mujer le respondió sin inconvenientes y le reiteró lo mismo que los demás familiares: “Ya estamos volviendo”

.
Esa fue la última vez que Gladis se conectó al Whatsapp, a las 12.08 del sábado 28 de diciembre. “El horario de los teléfonos de Camila y de Micaela, en cambio, es a las 9 de la mañana”, remarcó Antonella, a quien esta actitud le llamó la atención porque las chicas estaban todo el tiempo en línea.

“Entre las 13 y 14 horas ya no le entraban más los mensajes ni a Gladis ni a Camila porque en los teléfonos saltaba directamente el contestador. Pero el teléfono de Micaela llamaba y nadie contestaba. Sonó hasta las 23.30 horas del sábado hasta que después dio apagado”, relató la joven.

Luego, según el relato de Antonella, otro familiar se presentó en la Comisaría Primera de Moreno, donde se negaron a tomarle la denuncia porque la desaparición no ocurrió en territorio bonaerense sino en el litoral del país. “Ante esta situación decidimos viralizaron la noticia sobre la búsqueda de su paradero y recurrimos a los medios de comunicación para que nos ayuden a encontrarlos”, dijo la joven.


La familia asegura que intentaron radicar la denuncia por la desaparición de la familia en Moreno, pero aseguran que un funcionario policial les aseguró que debían radicarla “donde supieron que estuvieron por última vez”.

Así, ante la falta de respuestas de las autoridades, Mabel (cuñada de Gladis), Antonio (hermano de Gladis) y otros dos familiares salieron a la ruta este lunes a las 0.30 con rumbo a Misiones para dar con el paradero de los Decheff y radicar la denuncia en la comisaría cercana al último lugar donde estuvieron.