Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/40503

Historia de fe: Se tatuó la basílica de Itatí en promesa por la salud de su hijo

El joven visita la casa de María desde hace 23 años. Llegó a venir hasta en bicicleta desde Posadas.

Su hijo había nacido con problema de salud que lo llevó a estar internado con su madre. Ante esto, su padre hizo la promesa de que si se recuperaba, se iba a tatuar la basílica de Itatí. Y la promesa la tuvo que cumplir, porque su nene logró sanarse tras el pedido de su padre.

Esta historia de fe la corresponde a Rolando Ayala, un joven promesero que desde hace 23 años que va desde Posadas -su ciudad natal- hasta Itatí. En algunas ocasiones se vino en colectivo. Otras veces en trafic. Y hasta en bicicleta llegó a recorrer los 265 kilómetros que separa de una localidad a otra.

La primera vez que Rolando pisó el suelo de Itatí era cuando tenía recién cinco años. En aquella ocasión lo hizo para cortarse el cabello en dicho lugar para cumplir la promesa realizada por parte de su padrino.   

ro.jpg

Ayala dialogó ayer con La Dos y contó sobre lo prometido hacia la virgen de Itatí. “La promesa a la virgen la hice cuando había nacido mi bebé en 2012. Cuando él nació tuvo un problema de salud por lo que estuvo una semana internado con mi señora. Entonces le hice una promesa a la Virgen de Itatí que si todo salía bien me iba a tatuar la basílica”, comenzó narrando.

Luego agregó que “además dejé que le crezca el cabello a mi hijo hasta los tres años para después cortarle en Itatí. Y todo salió bien gracias a Dios y a la virgen y pude cumplir con mis promesas”.  

A su vez, dijo que “desde los cinco que voy a visitar a la virgen. Mi padrino tenia una promesa conmigo que también consistía de irme a cortar el cabello cuando yo tenía cinco años, y desde entonces quedó el legado de peregrinar hacia Itatí.

bici.jpg

Por último, este joven de 28 años comentó sobre los distintos móviles en los que llegó hasta Itatí. “En bicicleta fui cuatro veces. La última vez que lo hizo fue en 2019. También me he ido en colectivo, trafic e inclusive una vez me tocó ir en un camión que llevaba ladrillos. Mientras que las últimas veces lo hice en motocicleta.  De una u otra manera siempre estamos yendo a visitar y a agradecer a nuestra madre María de Itatí”, finalizó.