Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/41711

Entraron a la casa de un cura bendecido por Francisco, lo golpearon y se llevaron 500 mil pesos

Ocurrió en La Plata. José Expósito contó que el dinero estaba destinado a la construcción de viviendas sociales. Buscan a los asaltantes.

José Expósito, un expárroco de 70 años, fue víctima de una brutal golpiza, y del robo de 500.000 pesos el lunes por la mañana. Además, los asaltantes se llevaron relojes y una medalla. Ahora, la Policía busca intensamente a los sospechosos.

cura.jpg

Todo sucedió este lunes en su vivienda ubicada en la ciudad de La Plata alrededor de las seis de la mañana en la calle 62, entre 24 y 25. El sacerdote, quien en el 2013 había sido reconocido y bendecido por el papa Francisco, se preparaba para dirigirse hacia una residencia cuando fue sorprendido por dos delincuentes, quienes lo maniataron con precintos y lo golpearon. "Me dijeron que no gritara y me taparon la boca", sostuvo. Además, Expósito recordó, que antes de emprender la huida, uno de ellos le dijo: "Seguro sos otro cura abusador".

Luego del brutal ataque, los delincuentes se dieron a la fuga por la medianera de la vivienda con el jugoso botín de 500.000 pesos que, según dijo el sacerdote a medios locales, iban a ser destinados a la construcción de viviendas para la gente más vulnerable de esa ciudad. "Ya teníamos el plan armado. Ése era mi sueño. El dinero que tenía era para los pobres, no era para mí. Apenas tengo una bicicleta con dos ruedas", expresó en declaraciones con la prensa.

El robo fue muy violento: el cura estuvo atado durante más de media hora después de que se fueron los ladrones hasta que, después de mucho intentar, logró tomar un cuchillo y romper los precintos.

Según aseguraron vecinos de la zona, Expósito es un hombre muy querido por todo el barrio, ya que colabora frecuentemente con el santuario de la Rosa Mística, y cuenta con una amplia trayectoria dentro de su accionar religioso. En septiembre del 2013 fue reconocido y bendecido nada más ni nada menos que por el Papa Francisco. 

Los delincuentes son intensamente buscados por las autoridades quienes por el momento no cuentan con mayores detalles respecto a la identidad de estos.