Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/41812

Parodi Bohemia

Los que miden el arte por la cara de los artistas, por lo que piensan más allá de sus obras, o por cómo se expresan en lo cotidiano, suelen perderse la parte bella de aquello que se tiene para dar. 

Captura de Pantalla 2020-01-23 a la(s) 08.48.34.png

Y aunque parezca una obviedad y hasta un absurdo, nunca falta el malintencionado o ignorante que, como no comulga con ciertos seres, aprovecha la volada para aplastar a su propio ser y renegar contra el talento que es obvio y sale naturalmente. 

Brota por los poros. 

Las lunas chamamecera suelen, según dicen, producir entre propios y extraños, ciertos signos de "celitud" porque unos actúan más que otros, porque suenan mejor o porque directamente ni figuran en las listas.

Hay de todo en la viña del Cocomarola.

Pero lo que sobra es talento.

Y aunque muchos nos sintamos cómo kururú de otro pozo, siempre tenemos un motivo para acercarnos, aunque sea por la tele, y apreciar tantas bondades musicales.

Y más se logra el arrimarse, cuando el escenario se puebla de gente que siempre debe estar. 
Porque es chamamé. 

Es la que hizo y hace desde hace mucho tiempo que los acordes suenen cómo suenan. Y que aunque sea  la parte más remota de nuestro ser correntino, quede impregnada por ciertas letras que nos resuenan en algún momento.

Y nos retrotraen. 

Y nos llevan a otros momentos. 

Hasta con un lindo toque de nostalgia.

Nos enchamigan, que no es poco.

La noche del miércoles trajo mucho de eso. Cuando Apúrate José sonó más lento. 

Cuando Mantilla tuvo su cielo infinito enmarcado por esa voz. 

Cuando a Pedro se le fue la vida sobre la canoa, pero está vez, con más gusto. 

Y la abuela Emilia se sintió como no se sentía hace rato. 

Es que hace rato la verdadera Parodi, en cuerpo y alma,  no andaba por estos pagos y estos escenarios. 

Y el solo hecho de tenerla ya fue suficiente para poder alegrarnos la noche.

Gracias, Teresa.

Hacías falta. 

Es que hay canciones que siempre deben estar. 

Y nos ponen mucho mejor, si aparecen acompañadas por esas voces. 

Y esas musiquitas.