Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/43005

Dictadura militar: Alberto Fernández quiere una ley contra el negacionismo

El presidente lo conversó con organismos de derechos humanos en ese país. Charló sobre la posibilidad de utilizar de base la ley francesa, que pena a los que niegan el Holocausto. 

El presidente Alberto Fernández conversó con organismos de derechos humanos de Francia la posibilidad de impulsar en Argentina una ley similar a la de ese país contra el "negacionismo". Los franceses penan a los que rechazan la existencia del Holocausto. Fernández quiere algo similar para los crímenes de la última dictadura militar.  Fernández dijo que tomaría de base esa ley francesa, que se impulsó para frenar la ola de negacionismo en Europa. Pero su idea es replicarla para condenar manifestaciones contra la cantidad de desaparecidos o los delitos de lesa humanidad cometidos por la última dictadura militar.  

alberto.jpg

"El Presidente se comprometió a elaborar una ley similar a la que existe en Francia contra el negacionismo", le contó a agencia estatal Télam Sophie Thonon, abogada de las víctimas francesas de la última dictadura militar y quien representó al Estado en el proceso de extradición del ex policía Mario Sandoval, acusado de crímenes de lesa humanidad en centenares de casos.

La ley francesa también establece penas para los que cometan actos de xenofobia y racismo. Alemania, que fue escenario principal del Holocausto, fue uno de los primeros países en condenar a los que adhirieran al negacionismo. Pese a ello, los movimientos de ultraderecha y fascistas se expanden en varios países de la Unión Europea.  No es el primer anuncio que hace Alberto Fernández durante su gira por los países europeos. Este miércoles dijo que enviaría al Parlamento otro proyecto para despenalizar el aborto, a pocas horas de una reunión que mantuvo con el Papa Francisco en el Vaticano.  

Seguramente, para concocer más detalles habrá que esperar a que comiencen las sesiones ordinarias, el 1º de marzo, momento en el que Fernández dirá al Congreso que proyectos enviará durante el año.