Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/43462

Dos rugbiers desfiguraron a un chico de 21 años un año antes de asesinar a Fernando

Ocurrió el 21 de enero de 2019, a la madrugada. Le provocaron traumatismo facial y ocular a un joven de Zárate. Todos los detalles en la nota.

Un año antes de asesinar a patadas y golpes a Fernando Báez Sosa, uno de los rugbiers implicados en el crimen pero liberado esta semana por decisión de la Justicia, Alejo Milanesi, golpeó brutalmente a un joven que hoy tiene 21 años junto a Lucas Pertossi, quien continúa tras las rejas por el homicidio cometido a la salida de un boliche en Villa Gesell.

 

El episodio ocurrió el 21 de enero de 2019 y el joven, cuya identidad no trascendió justamente por el temor que le provoca el recuerdo del ataque, debió ser hospitalizado con heridas en los ojos y la lengua tras recibir una innumerable cantidad de piñas y patadas.

5 CLAVES

El ataque ocurrió el 21 de enero de 2019 a la madrugada.
El chico herido tenía 20 años y debió ser hospitalizado.
Tenía traumatismo facial y traumatismo ocular.
Los atacantes fueron Lucas Pertossi (quien sigue detenido por el crimen de Fernando) y Alejo Milanesi, quien esta semana fue liberado.
Los padres de Pertossi le ofrecieron un "arreglo" extrajudicial a la familia del joven atacado.
Aquel ataque, al igual que la brutal golpiza a Fernando a la salida de Le Brique el 18 de enero pasado, también fue registrado mediante un video grabado con un teléfono celular, donde se observa la participación de Milanesi - quien aparece con el torso descubierto - y de Lucas Pertossi.

 

Milanesi fue excarcelado este lunes junto a Juan Pedro Guarino, luego de que la fiscal a cargo de la investigación por la muerte de Báez Sosa, Verónica Zamboni, dictaminara que no había pruebas suficientes para involucrarlos en el ataque.

Según Infobae, el joven agredido señala a Pertossi como el “ejecutor” de la paliza, ya que hasta ese momento era amigo de la ex novia, una relación que había terminado de forma “normal” y “nada traumática”, según los familiares del chico atacado. Las lesiones que registró fueron múltiples y de elevada gravedad: traumatismo facial y traumatismo ocular izquierdo.

Leé más | Así es por dentro el penal al que pedirán ser trasladados los rugbiers imputados por el crimen de Fernando
El brutal ataque se perpetró el 21 de enero de 2019. Esa misma mañana, a las 7:15, ingresó a la guardia del hospital de Zárate donde fue atendido. Tras la golpiza, el chico no quiso volver a salir nunca más por la zona de Zárate y aún continúa con temor. Pero lo llamativo es que el padre de Pertossi llamó a la familia tras la golpiza: “Primero nos dijo que su hijo no había sido y después nos invitó a su casa, nos dijo de ‘arreglar’. Nosotros le respondimos que iba a tener que arreglar con nuestro abogado”.