Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/4536

Un año de la desaparición: Se buscará el ARA San Juan en el área donde se escucharon golpes

Lo informaron los familiares de los tripulantes. La jueza federal Marta Yañez confirmó que le entregó un reporte con pruebas a Ocean Infinity, encargada del rastrillaje.

A un año de la desaparición del submarino ARA San Juan, los familiares de los tripulantes confirmaron a través de un comunicado que, en conjunto con la empresa Ocean Infinity, iniciarán un nuevo operativo de búsqueda en el área en la que se escucharon los ruidos que podrían ser golpes de casco, tal como reveló TN.com.ar.

"Respecto del análisis de la información no hay novedades al momento ni nuevos contactos clase C o superiores", informaron en el parte de búsqueda, en relación a las zonas en las que venía trabajando la empresa.

La jueza federal Marta Yañez, por su parte, confirmó este miércoles por la mañana que le entregó uninforme con pruebas a la empresa estadounidense Ocean Infinity, en el que le solicitó que se rastree la zona en la que sonaristas de dos buques de la Armada escucharon "golpes de casco" pocos días después de la desaparición.

"Desde el primer día de zarpada (del buque Seabed Constructor, que encabeza la búsqueda) le remití un informe en mano con la prueba recolectada para que procuren verificar las coordenadas donde se habrían producido los golpes de casco", sostuvo la magistrada que está a cargo de la causa en la que se investiga la desaparición del submarino, un año atrás.

Yañez, en declaraciones a Radio 10, había asegurado que tanto el hallazgo de rastros del submarino en esa área que se encuentra a la altura de la Península de Valdez, como la comprobación de su ausencia, son "superlativos" para la instrucción de la causa.

La jueza dijo que el informe que entregó a la firma estadounidense "es sobre la base de pruebas concretas", en alusión a las afirmaciones de dos sonaristas de la corbeta ARA Spiro y otros tantos del destructor de Almirante Brown, los cuales aseguran haber escuchado ruidos compatibles con "golpes de casco", seis días después de la última comunicación de la nave.

Notas Relacionadas