Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/45792
Ministerio de Educación

Anticipan que los alumnos del sector privado accederán a las Becas Progresar 2020

En las próximas horas se hará el anuncio formal. Trotta habló sobre desigualdad, salario docente, la deuda con el Norte grande, evaluación educativa, entre otros temas.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, anunció ayer que ser estudiante de instituciones educativas del sector privado no será considerado necesariamente requisito de exclusión para las becas Progresar 2020.

nicolás-trotta.jpg

“Esto lo presentaremos mañana (por hoy) con el presidente Alberto Fernández y en este momento, el equipo técnico está trabajando en los detalles de esta cuestión, pero el requisito será que sea oferta única en la región y que tenga subsidio. Estamos reviendo estos casos porque tenemos que garantizar un umbral de derecho para todos los estudiantes, vayan a una institución pública o de gestión privada, siempre y cuando tenga ese perfil del estudiante y los requerimientos. Estamos trabajando para la adecuación para ese perfil de estudiante”, anticipó.

Según precisó Trotta “las instituciones privadas, para estar en el Progresar según la reglamentación educativa, tienen que ser oferta educativa única en la región y tener subvencionada la cuota el 100%, eso es en la actualidad, pero en estas horas estamos corrigiendo la normativa para que puedan ingresar estos casos: hablo de los jóvenes que estudian cuyos ingresos familiares no superan los tres salarios mínimos, además de los otros requisitos para la beca”.

Según indicó el Ministro, la convocatoria 2020 de inscripción a las becas Progresar permite la inscripción a los alumnos de instituciones privadas incluidas en el programa nacional. “En la práctica de aplicación de todos estos programas hay instituciones de gestión privada que representan la única oferta educativa en la localidad, cobran cuotas muy bajas muy cercanas a la gratuidad que permite una presencia subsidiaria del Estado más allá de que somos defensores que haya escuelas e instituciones públicas en todos los pueblos y parajes”, remarcó.

Vale recordar que, sólo en Misiones, el año pasado no accedieron a esta beca más de 9.000 estudiantes porque cursaban en instituciones privadas.

Repitencia escolar, abandono, bajo nivel educativo, ausentismo… ¿Cuáles considera los principales problemas educativos de la Argentina de hoy?

Creo que hay un problema principal y es la profunda desigualdad. Estamos cortados por una profunda desigualdad que se agravó en los últimos años, una desigualdad que se observa en el territorio argentino en general, somos un país con postergaciones históricas en el Norte grande, a partir de lo que son las recurrentes crisis, hace tiempo que uno ve en el Conurbano de nuestras ciudades las situaciones de mayor vulnerabilidad y es ahí donde tenemos que partir de una premisa básica: donde hay mayor necesidad, hay que tener más escuelas. La escuela como la principal institución o herramienta -aunque no la única- para romper esa herencia de pobreza que se trasmite de generación tras generación.

La desigualdad también se da entre los docentes del país. ¿Está en agenda del Ministerio de Educación de la Nación avanzar en un salario básico mínimo unificado?

Nuestra dimensión de federalizar las políticas educativas incluye la cuestión salarial. De ahí, el compromiso del actual gobierno en reinstitucionalizar la paritaria nacional docente en la que participaron los ministros de Educación y de Hacienda de las 24 provincias.

Establecer un salario docente mínimo fue un paso central porque se hizo en el marco del consenso, en un debate entre pares, entre organizaciones sindicales y empleadores (Nación y provincias) y eso nos permitió establecer un salario mínimo de 23.000 a partir de marzo y de 25.000 a partir de julio.

Y en esa misma paritaria se estableció el compromiso de avanzar en fortalecer el salario básico. En esta primera paritaria no se pudieron resolver todos los problemas pero se empezó a visibilizar los problemas que hay que cambiar relacionado a lo salarial, a la jerarquización de la carrera docente y la necesidad de simplificar los componentes del salario que muchas veces a significado a lo largo del tiempo sumar ítems remunerativos y no remunerativos para no abordar el problema de fondo: un salario justo en todo el territorio nacional, más allá que es muy difícil imaginar un mismo básico docente para toda la Argentina porque la canasta de costo son distintas.

Lo que no puede haber es la asimetría que tenemos hoy, donde tenemos cuatro provincias que participan del Fondo Compensador: Misiones, Corrientes, Santiago del Estero y La Rioja.

¿Continuarán con la reforma del secundario?

Nosotros queremos poner el foco en la ampliación educativa en el secundario, tenemos que repensar en nuestro secundario porque tenemos hoy un secundario con una deserción muy marcada, que no está logrando cumplir los objetivos de la obligatoriedad.Tenemos que generar un abordaje, en el caso del secundario, con actividades deportivas, culturales, artísticas y vinculadas al mundo del trabajo.

Otro eje nuestro para estos cuatro años es terminar de universalizar las salas de 4 y avanzar con la obligatoriedad de las salas de 3 y el desafío que esto lleva para poder tener salar de 2 y de 3 que generarán un enorme impacto social, mucho más en los sectores vulnerables, donde la presencia de la escuela garantiza derechos básicos: alimentación, seguimiento sanitario, generación de múltiples estímulos que a veces los niños no tienen garantizado en su hogar porque sus padres tienen extensas jornadas de trabajo y los más chicos quedan al cuidado de sus hermanos. Vuelvo a lo mismo, siempre recargamos la escuela de responsabilidades, entonces debemos priorizarla en los procesos de inversión.

¿Continuarán las evaluaciones educativas?

Es importante evaluar nuestro sistema educativo, pero más importante es saber qué vamos a hacer con los datos. Por eso, no sólo tenemos que evaluar, también debemos garantizar en los lugares de mayor vulnerabilidad social una presencia más prioritaria de la escuela, de las herramientas que debe tener y de consensuar con los maestros sobre su formación inicial.