Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/46533

Coronavirus en Argentina: Llegan más reactivos y arranca un operativo express para que se pueda analizar en todo el país

El Malbrán capacitará personal para que se hagan estudios en el interior. El ejemplo de Corea del Sur y una intriga. ¿Si hay más análisis habrá más positivos?

Se armó como un operativo express, acorde a tiempos de crisis y de pánico. En las próximas horas llegará al país la primera tanda de 65 mil reactivos que se utilizan para detectar si una persona es o no portadora de coronavirus y el Instituto Malbrán apurará la capacitación de profesionales para que los estudios se puedan hacer en 34 laboratorios en todo el país.

arg.jpg

Es un primer envío de una compra que el Ministerio de Salud, a cargo de Ginés González García, realizó en el mes de enero cuando, todavía, la pandemia del coronavirus parecía encorsetada a China y algunos países de Asia.

Hasta ahora, todos los casos sospechosos deben pasar por el Malbrán, el único instituto autorizado para validar una prueba. Con los días, el instituto incrementó exponencialmente su capacidad de pruebas: de los 120 estudios que hacía por día el lunes, pasó a 200 este miércoles y el fin de semana, con turnos extra, podría procesar hasta 600 cada 24 horas.

El análisis autorizado demanda, de hecho, 24 horas para dar un resultado. No hay, a pesar de múltiples ensayos, diagnósticos automáticos que sean reconocidos como certeros por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT.)

Frente a una hipótesis de expansión y multiplicación en cantidad y territorialidad del COVID 19, el Gobierno apuró el operativo para descentralizar.

El primer esquema consistía en que la capacitación de profesionales de otras provincias se haga sobre fines de la semana próxima, pero se apuró y comenzarán este viernes.

Asimismo, el calendario original contemplaba que se descentralice en 6 provincias pero finalmente se hará "lo más rápido posible" dicen en Gobierno, para tratar de llegar a todo el país. . En Casa Rosada trabajan con la expectativa de que la semana próxima, en la mayoría de las provincias, en particular las más afectadas hasta ahora, se puedan hacer estudios in situ.

Hay un lado B: cuando se amplíen la cantidad de estudios, es probable que haya un crecimiento de casos confirmados, deslizan en Gobierno casi como un anticipo de que puede haber noticias de alto impacto. No solo por el cuello de botella que podría producirse en el Malbrán sino por el tiempo que demanda remitir los hisopados desde todo el país.

El Malbrán tiene 34 sedes y con el personal capacitado y los reactivos disponibles se podrá multiplicar la cantidad de estudios simultáneos.

De fondo hay una lógica, que se basa en la experiencia de Corea del Sur, que logró aplanar la cantidad de casos a partir de testeos masivos de su población.

Ante una pandemia de dimensión o operatividad desconocida, los testeos masivos y el distanciamiento social parecen ser hasta acá los recursos más exitosos para controlar la expansión del virus y su circulación.  

Con el régimen actual, un caso es sospechoso porque viene del exterior o tuvo contacto, y presenta síntomas. Cuando eso ocurre es porque, explican en Salud, el portador tiene el virus hace varios días, porque no es inmediato el contagio. El periodo de mayor contagio es cuando aparece la fiebre. 

La descentralización requerirá una logística inicial, en la antesala de una cuarentena que limitará la circulación en el país, pero luego servirá para que en cada provincia se hagan estudios. Con el cierre de fronteras y el sistema de transporte paralizado, hay provincias que tardan en enviar hisopados.