Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/47337

Créditos ANSeS: cómo habrá que devolver las cuotas impagas por la emergencia económica y el coronavirus

El Gobierno primero prorrogó los pagos de enero, febrero y marzo. Y ahora sumó abril y mayo. Afecta a millones de jubilados y beneficiarios de AUH.

Créditos ANSeS: cómo habrá que devolver las cuotas impagas por la emergencia económica y el coronavirus

La medida se repitió -o más bien se complementó- en un plazo cortísimo, ante las dos emergencias que afrontó Alberto Fernández en menos de cuatro meses. Cada vez que el Presidente buscó aliviar a los sectores más afectados por las crisis, la económica pura o la derivada por el parate del coronavirus, decidió que la ANSeS dejara de cobrarles las cuotas a los que sacaron los créditos que otorga el organismo. Son millones de jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) básicamente, que vienen usando hace años la mayoría de estos préstamos para financiar gastos corrientes. Claro que estos montos impagos habrá que pagarlos. ¿Cómo?

Clarín consultó en ANSeS y para las cuotas que no se cobrarán en abril y mayo -lo que formó parte del anuncio que hicieron hace una semana Alejandro Vanoli, titular de ANSeS; y Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social de la Nación- se utilizará la misma lógica que con las cuotas prorrogadas para enero, febrero y marzo. Cabe aclarar que las medidas adoptadas contemplan dos universos distintos: aquellos que tenían créditos vigentes al 26 de diciembre de 2019 por un lado, y quienes tomaron créditos desde ese día hasta el 25 de marzo de este año inclusive.

Para ambos grupos se extenderá el plazo de devolución del préstamo, para aliviar la carga mensual, y se prorrateará el monto no cobrado. Pero mientras que para aquellos que tenían créditos vigentes al 26 de diciembre del año pasado, el período de gracia comprende los cinco meses que van desde enero a mayo, para quienes han contraído obligaciones desde el 26 de diciembre hasta el 25 de marzo, el período de gracia alcanza a los meses de abril y mayo.

Según explicaron en ANSeS a Clarín, "la metodología que se aplica es la siguiente: las cuotas que se dejan de cobrar se capitalizan arrojando un nuevo capital, que será dividido entre el valor que resulte de la suma de las cuotas que restaban por pagar más los 24 meses de extensión en los plazos. Por ejemplo: a un crédito tomado en diciembre de 2017 a 36 cuotas, le restaban por pagar en diciembre de 2019 12 cuotas. Con el período de gracia se le suspende el pago de 5 cuotas. El valor de estas 5 cuotas se capitaliza, generando un nuevo valor de capital adeudado. Este nuevo valor adeudado se divide ahora por 36 meses/cuotas: 12 correspondientes al plazo original, más los 24 que se extienden por el nuevo plazo".

Así, siempre siguiendo el mismo ejemplo, si un jubilado debiera 36.000 pesos (entre las 12 cuotas que le faltaban del crédito y las 5 impagas), en lugar de pagarlo en un año, a razón de 3.000 pesos por mes; lo hará en tres años, con cuotas de 1.000 pesos cada una.

"Para el universo que tomó créditos a partir del 26 de diciembre de 2019 hasta el 25 de marzo de 2020 inclusive, la metodología es la misma, solo que se capitalizarán únicamente las cuotas de abril y mayo, que son las que entran en período de gracias", agregan en el organismo y remarcan que, "en todos los casos, las cuotas a pagar serán más bajas, mejorando el dinero de bolsillo de los beneficiarios".

Por último, aclaran que "aquellos beneficiarios alcanzados por el período de gracia, hasta junio no podrán acceder a nuevos créditos, pero sí quienes ya hayan cancelado o nunca hayan tomado uno mediante el Programa Créditos ANSES podrán seguir obteniéndolos".

Baja de tasas y boom de préstamos

Otro beneficio sensible para estos sectores fue la baja de tasas que decidió el organismo a poco de asumir la nueva administración, con el mismo objetivo: mejorar ingresos de modo indirecto. Al pagar menos por el crédito le queda más plata para otros gastos.

La baja de las tasas fue de 42% a 31,5% en el caso de los jubilados y pensionados, y de 48% a 36% para los beneficiarios de AUH. Así, un jubilado que venía pagando $ 3.100 mensuales por un crédito de $ 50.000 pasó a pagar $ 1.990. Importante: el prorrateo de cuotas se hará con el cálculo de las tasas más bajas. En el caso de la reducción de tasas para beneficiarios de AUH, en un ejemplo de un préstamo de $ 16.500, la cuota promedio bajó de $ 823 a $ 649.

Coronavirus en la Argentina: una de las economistas preferidas de Cristina Kirchner pide "suspender el pago de las deudas soberanas de las naciones"

Para tener una dimensión del impacto de los créditos de ANSeS, vale un dato: sólo en los dos primeros meses de la nueva gestión, se otorgaron a razón de 4.000 por día. La mayoría, a beneficiarios de la AUH. Aunque por el volumen de sus ingresos, en este último caso se trata de préstamos que promedian los 10.000 pesos, cuando en el caso de los jubilados superan los 70.000.

En la ANSeS también aclaran que "quienes nunca hayan solicitado un crédito o ya lo hayan terminado de devolver podrán acceder a uno con las nuevas tasas; y quienes tengan créditos vigentes deberán esperar hasta junio para solicitar uno nuevo".

Temas en esta nota

anses