Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/47441
Misiones

El obispo de Iguazú le escribió una carta a Alberto Fernández: "La ciudad se está desbordando"

El monseñor Marcelo Martorell le solicitó al presidente Alberto Fernández más controles en el puente fronterizo de esa ciudad misionera, al advertirle que “la conciencia colectiva” de la gente del lugar se está “desbordando” a raíz del cruce de turistas infectados o no con coronavirus.

El obispo de Iguazú le escribió una carta a Alberto Fernández: "La ciudad se está desbordando"

El obispo de Puerto Iguazú, monseñor Marcelo Martorell, le solicitó al presidente Alberto Fernández más controles en el puente fronterizo de esa ciudad misionera, al advertirle que “la conciencia colectiva” de la gente del lugar se está “desbordando” a raíz del cruce de turistas infectados o no con coronavirus.

“Le quiero comentar, que la conciencia colectiva de la ciudad de Puerto Iguazú se está desbordando en razón de los turistas infectados o no, que están pasando desde hace dos días por el puente”, sostuvo en una carta abierta difundida por las redes sociales.

“Las familias temen por la fuerza de seguridad, aduaneros y los choferes y se está en un reclamo constante mi teléfono y del Sr. Intendente no dan más y ya no sabemos que contestar; y desde el gobierno provincial nos dicen que es del gobierno nacional”, agregó.

 

Texto de la carta

Señor presidente, disculpe mi atrevimiento, soy el Obispo de Iguazú, me pasó su contacto el Sr. Gobernador.

Le quiero comentar, que la conciencia colectiva de la ciudad de Puerto Iguazú se está desbordando en razón de los turistas infectados o no, que están pasando desde hace dos días por el puente.

Las familias temen por la fuerza de seguridad, aduaneros y los choferes y se está en un reclamo constante mi teléfono y del Sr. Intendente no dan más y ya no sabemos que contestar; y desde el gobierno provincial nos dicen que es del gobierno nacional.

Nosotros estamos bien, pero ahora tenemos el dengue y el Coronavirus.

Es que tal vez, el Sr presidente puede hacer algo a través de las autoridades nacionales de migraciones.

Le pido perdón por mi atrevimiento de molestarlo, y ruego a Dios nuestro Señor en mi cuarentena, para que lo cuide en su salud y la Virgen nuestra Señora le dé fuerza para seguir gobernando con la claridad y firmeza que lo hace en estás circunstancias.

Muchas gracias. Perdone la molestia.+