Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/47539

Corrientes: los peces del río Paraná descansan gracias a la cuarentena

Cardúmenes de sábalos y dorados se amontonan en la costa de la Capital, en una zona habitualmente plagada por pescadores que no solo llenan las aguas de líneas y anzuelos, sino también de basura.

El río Paraná atraviesa tiempos de calma que le dan un respiro del bullicio habitual de la gente. La cuarentena brinda postales impensadas: una costanera desierta y aguas tranquilas sin olas ante la ausencia de embarcaciones.

Estas condiciones son propicias para que los peces y otras especies autóctonas vuelvan a ser dueños de su hábitat, tal cual lo exhiben varios videos de las costas correntinas, donde cientos de sábalos y dorados se acercan a aguas menos correntosas sin tener que soportar anzuelos, bocinazos ni gente caminando.

En la punta San Sebastián, lugar por excelencia para la pesca de costa, se puede ver cómo los peces dejan entrever sus aletas en la superficie del agua que por estos días adquiere un color más chocolate por la bajante que deja ingresar sedimentos del río Paraguay.

Especialistas aseguran que estos peces no surgieron con la cuarentena, ya estaban en las aguas, pero ahora pueden acercarse a lugares donde habitualmente no lo hacen. Esta postal se ve en varios puntos de la provincia. Sobre todo en los pesqueros más concurridos, donde habitualmente navegan cientos de lanchas.

Por estos momentos, no se ve ningún tipo de embarcación franqueando las aguas del Paraná. La cuarentena también llegó al río, que se oxigena ante tanta presión del hombre.

Temas en esta nota

Río Paraná Corrientes