Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/47563

Obispo de Iguazú: “Pidamos al señor que nos libre de esta peste que estamos padeciendo”

El obispo de Iguazú, Marcelo Martorell, habló con “Radio Dos”, sobre el pedido que realiz al presidente Alberto Fernández, para que cierre el paso del puente internacional Tancredo Neves, para evitar que sigan ingresando personas, como prevención del coronavirus. A su vez, como mensaje a la población, afirmó que “aprovechemos para rezar y pedir a la Virgen de Itatí, y a la Iguazú para pedir por la salud del pueblo, pidamos al señor que nos libre de esta peste que estamos padeciendo y tengamos confianza al señor, porque quien eleve la mirada al señor, él responde a la mirada de su pueblo”.

El obispo de Iguazú, Marcelo Martorell, sobre esta época de emergencia sanitaria nacional ante la pandemia del coronavirus, remarcó que “aprovechemos para rezar y pedir a la Virgen de Itatí, y a la Iguazú para pedir por la salud del pueblo, pidamos al señor que nos libre de esta peste que estamos padeciendo y tengamos confianza al señor, porque quien eleve la mirada al señor, él responde a la mirada de su pueblo”.

 

A su vez, sobre la ciudad de Puerto Iguazú y la situación que atraviesa, el Obispo, manifestó que “nosotros vivimos del turismo, nuestra población es frágil, porque el 90% no son empresarios, son gene que vive en zona muy precaria, al estar abierto el puente y toda la gente que pasaba, tanto enfermos como no enfermos, hemos ofrecido todo lo que teníamos, pero después decidieron que esas personas pasen en sus casas”.

 

Asimismo, de los extranjeros, el padre Martorell, describió que “esas personas pasaban por aquí, llevaban mercaderías, hasta que un chofer se enfermó, y ce cerró la frontera, tuve que pedir al gobernador y al presidente por favor, le mande una carta, con mucho respeto porque él está cuidando al pueblo, está trabajando”.  

 

Al mismo tiempo, el obispo de Iguazú, Marcelo Martorell, agregó que “a las horas de haber escrito esa carta, el presidente mandó cerrar el puente”.

 

Y afirmó que “queremos una ciudad limpia y sana para el turismo, cuando esto pase Iguazú tiene que estar bien”.

 

Para finalizar, el obispo de Iguazú, Marcelo Martorell, sostuvo que “el Papa dijo “no estamos solos”, si Dios permite que esto pase es porque algo no estamos haciendo bien, él no manda esto, lo permite para que reflexionemos, no queremos pobreza”.

Notas Relacionadas