Corrientes 18 °C
Min. 11 °CMax. 23 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/48604

Chaco dio marcha atrás con la polémica decisión que autorizaba a malloneros pescar en el río Paraná

Luego de la polémica por la decisión de autorizar la pesca comercial, la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente dispuso una veda ante la bajante histórica de los ríos Paraná y Paraguay. "Esto podría poner en peligro el recurso íctico", aseguró la titular del área, cuando lo que había autorizado horas antes implicaba precisamente lo contrario.

Luego de idas y vueltas, críticas y polémica, el Gobierno del Chaco dio marcha atrás con la medida que autorizaba a malloneros a pescar en el Paraná, exceptuándolos del aislamiento social obligatorio que impide actividades náuticas. Además, se impuso un nuevo sistema de veda ante la extraordinaria bajante del río.

La resolución de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente que conduce Marta Soneira generó malestar en ambas provincias ante la restricción a la pesca en un contexto además en el que el río Paraná se encuentra en una bajante histórica que aumentaría aún más la amenza a las especies, principal botín de las redes.

En la tarde del miércoles la propia funcionaria convocó a una reunión con especialistas, investigadores y pescadores deportivos, luego de la cual se instauró una veda que alcanza a los ríos Paraná y Paraguay, prohibiendo nuevamente la actividad pesquera ante la bajante extraordinaria.

En este contexto, la Provincia de Corriente había ratificado la prohibición de cualquier actividad pesquera, ya sea deportiva o comercial y otorgó un subsidio a malloneros y guías de pesca para paliar la situación económica por la inactividad.

No fue el caso del Chaco, donde los malloneros no percibieron ningún tipo de ayuda estatal más que la gestión por el Ingreso Familiar de Emergencia de ANSES, según detalló Soneira a La Dos. "Esta medida está en cosonancia con el DNU presidencial dentro de las actividades exceptuadas por Covid-19, que incluye la pesca comercial", había declarado en la previa de la reunión, autorizando a que malloneros salgan al agua en territorio chaqueño.

Horas más tarde, dio marcha atrás volviendo a prohibir la actividad, esta vez por la bajante del río. "Esto podría poner en peligro el recurso íctico", aseguró llamativamente cuando lo que autorizó horas antes implicaba precisamente lo contrario.