Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/50391

Mucha gente en la calle y poco movimiento comercial en la nueva cuarentena en Corrientes

La Dos recorrió la peatonal Junín durante toda la mañana y charló con comerciantes que volvieron a abrier sus puertas después de casi un mes. A pesar de la gran cantidad de gente en la calle, la vuelta al trabajo no fue tan buena para muchos comerciantes.

Mucha gente en la calle y poco movimiento comercial en la nueva cuarentena en Corrientes
Crédito: Mariano Vallejos

Los locales comeciales volvieron a abrir sus puertas tras los anuncios del Gobierno Provincial y la habilitación de la Municipalidad de Corrientes. Cientos de personas se volcaron a la calle Junín como no se veía desde el 19 de marzo cuando el presidente Alberto Fernádez decretó el aislamiento social preventivo y obligatorio, que obligó a suspender numerosas actividades.

En este contexto, el comercio fue uno de los rubros más golpeados de la economía con tiendas cerradas, empleados suspendidos y hasta despidos. En Corrientes se habilitó la reapertura en la franja de 9 a 17 para evitar el congestionamiento de gente en el transporte público en los horarios comerciales habituales, cortando en horas de la siesta.

 

"Estamos con personal reducido poniendo a punto los locales y viendo qué pasa", dijeron a La Dos varios empleados y encargados de tiendas de ropa y zapatos en peatonal Junín. Desde antes de las 9 algunos ya levantaron las persianas de sus comercios y estaban listos para trabajar. Varios minutos antes de la conferencia de prensa del intendente Eduardo Tassano, en la que se explicaron los pormenores de la medida consensuada con la Asociación de de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (APICC).

Junín 2
Foto: Mariano Vallejos

"Anda mucha gente por la calle, muchos miran pero no llevan nada", contó la encargada de un local de ropa, que estaba trabajando sola al momento de la entrevista. Los salarios de los empleados son otro punto complicado para los mercantiles en una época sin movimiento, pese que se continúan pagando los salarios a los empleados públicos. Estiman que con el correr de los días la situación mejore.