Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/50552

Coronavirus: el "escenario extremo" de regreso de la NFL

Ante la pandemia de coronavirus, la principal liga de fútbol americano del mundo maneja una alternativa para hacer la temporada de forma completa si el panorama se complica.

americano.jpg

Por: Facundo Baez Rodríguez

No es novedad de que el coronavirus está azotando Estados Unidos. En el momento de escritura de esta nota, las víctimas fatales ya son más de 56 mil. Semejante catástrofe humanitaria no pasa desapercibida en el cronograma de los deportes que son prácticamente parte de su religión: uno de ellos es el fútbol americano, especialmente la popular y ultra redituable National Football League (NFL).
 
Y aunque el inicio de la nueva temporada estaba previsto para inicios de septiembre, los alcances de la pandemia y otros aspectos puntuales ponen en jaque el desarrollo normal de la próxima liga. A saber: el fútbol americano exige un mínimo de preparación previa de los jugadores antes de empezar a jugar por los puntos mucho mayor que otros deportes, dada su exigencia física al límite; su estricta agenda que lleva a finalizar la temporada, en el peor de los escenarios, a fines de febrero o inicios de marzo; un sindicato de jugadores con una fuerza de negociación poco habitual en el deporte mundial.

En este contexto, los periodistas especializados John Ourand y Ben Fischer publicaron en Sports Business Journal un panorama con el escenario extremo que se estaría planteando la NFL para poder realizar la temporada de forma completa.

En el mismo la fecha de inicio de la temporada límite planteada es el jueves 15 de octubre, más de un mes después de la fecha inicial prevista, el jueves 10 de septiembre. Claro está que un inicio más temprano permitiría un desarrollo más normal, y uno más tardío obligaría a recortes más bruscos y, llegando al extremo, una improbable suspensión de la temporada.

Volviendo a lo informado por Ourand y Fischer, una temporada iniciada el 15 de octubre tendría a los equipos jugando 16 partidos de temporada regular en 16 semanas de competencia. Habitualmente la duración es de 17 semanas para que cada equipo cuente con alguna semana de descanso.

Este escenario extremo también contempla la suspensión del Pro Bowl, el “juego de las estrellas” de la NFL, que también sirve para que muchos jugadores tengan una semana extra de descanso en medio de los Playoffs.

Por último, el SuperBowl, planteado para llevarse a cabo el 7 de febrero, podría ser corrido hasta el domingo 28 de febrero inclusive.

Recordemos que el fútbol americano en Estados Unidos no solo es un deporte nacional, sino un verdadero motor de su economía. Un informe de la revista Time estima que solo durante el fin de semana del SuperBowl, los estadounidenses consumen 1,4 billones de alitas de pollo y 12,5 millones de pizzas, entre otros consumos que crecen exponencialmente gracias al “deporte del emparrillado”. Sin embargo, esta vez la dimensión de la pandemia del coronavirus plantea indefectiblemente otros escenarios.

 

Fuente: Minutouno.com.ar