Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/50799

Coronavirus: cómo seguiría la cuarentena en Argentina después del 10 de mayo

Después de las críticas al Gobierno por la liberación de presos por la cuarentena por coronavirus estarían diseñando un nuevo plan para el confinamiento.

Coronavirus: cómo seguiría la cuarentena en Argentina después del 10 de mayo

El jueves por la noche se realizaron en distintos puntos del país cacerolazos en contra de los arrestos domiciliarios a los presos argentinos. En ese marco el presidente de la Nación, Alberto Fernández, está planeando una cuarentena optativa.

En el entorno del Presidente dicen que a las protestas la empujó la oposición, rompiendo así el pacto táctico de apoyar al Gobierno hasta que termine la crisis sanitaria, social y económica causada por la pandemia de COVID-19.

 Según trascendió Alberto Fernández ya asumió que su relación política con Juntos por el Cambio sufre la fatiga de la cuarentena. Sin embargo aún desea avanzar hacia una nueva fase del confinamiento con el apoyo de la principal fuerza opositora.

Cuarentena optativa en el país
 
Con las cifras oficiales, los testeos rápidos y las progresiones matemáticas de los contagios todo le indica que Alberto Fernández y su comité de expertos que la curva seguirá plata hasta el 10 de mayo. Recordemos que ese día concluye la fase IV de la cuarentena obligatoria.

En este contexto el Presidente no tiene intenciones de causar falsas expectativas, pero la cuarentena obligatoria puede derivar a optativa. Esto es si la duplicación de casos ocurre de manera lenta. Es por ello que el comité avala esa decisión política y la oposición acompaña sin fisuras.

El concepto de cuarentena optativa implica que Alberto Fernández y los líderes de la oposición apelarían a “la conciencia social” para permitir que se pueda salir a la calle, hacer deportes al aire libre o sentarse en el banco de una plaza.

Y si a los catorce días (aproximadamente el 25 de mayo), la curva al final creció en términos geométricos, los mandatarios provinciales y el jefe de Gobierno porteño tienen que comprometerse a respaldar a Alberto Fernández cuando ordene que el aislamiento regrese de optativo a obligatorio.

Si los principales líderes de Juntos por el Cambio aceptan esta nueva estrategia presidencial, Alberto Fernández deberá decidir qué hará con los grupos de riesgo, las actividades comerciales con fuerte contacto social (espectáculos, restaurantes y bares), y el transporte público.

Infobae