Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/52257
Historia de vida

Corrientes: La histórica hamburguesería La Perla cerró sus puertas después de 39 años

La mítica hamburguesería del barrio Aldana cerró sus puertas debido a la aparición de la pandemia del coronavirus. Aquí, haremos un recorrido corto de su extensa y rica historia.

WhatsApp Image 2020-05-14 at 18.03.28.jpeg

Propuestas de amor, primeras citas, festejos de recibida, cumpleaños y hasta reuniones pos partidos de básquet son algunas de las anécdotas que guardan las mesas de la hamburguesería "La Perla", que después de 39 años decidió cerrar sus puertas por un combo de sucesos. Sus fundadores se encuentran en el grupo de riesgo por pandemia que azota al mundo y de esa forma se les hizo imposible solventar los gastos de la hamburguesería.

WhatsApp Image 2020-05-14 at 18.03.38.jpeg

“La Perla” nace un 22 de noviembre de 1981 cuando dos parejas: Julio Cesar Roca con Teresa Romero y, Juan Romero junto a su esposa Florencia Valenzuela deciden comprar el carrito de hamburguesas de color rojo que se instaló en el barrio Aldana de la ciudad de Corrientes.

Anteriormente, el carrito de hamburguesas se llamaba “ Expreso de la Perla”, siempre estuvo en el mismo lugar y su primer dueño era colectivero de línea.

WhatsApp Image 2020-05-14 at 18.01.32.jpeg

Por cuestiones de tiempo, Juan Romero y su esposa Florencia Valenzuela se iban a quedar a cargo de la hamburguesería, que supo atender y servir platos a varias generaciones del barrio y de toda la ciudad.

 

“Los fines de semana la esquina nos quedaba chica, había mesa alrededor de la hamburguesería, los niños jugaban en unas hamaca y la gente disfrutaba de la brisa y la buena atención de Juancito y Florencia”, nos cuenta Nelida, una de las hijas de la pareja.

 

“La Perla” supo servir a deportistas del club Alvear, San Martín, Regatas, El Tala, Arroyito y también a todas las personas que salían de los ensayos para los carnavales correntinos. Las hamburguesas de “La Perla” se volvieron un clásico para los vecinos del barrio Aldana.

El Gran Camau

Juan era un innovador en la cocina, es por eso que creó un plato a cual lo denominó “El Gran Camau”, un súper menú en honor al deportista olímpico Carlos Mauricio “Camau” Espínola.

"El Gran Camau" consistía en dos hamburguesas de carne con relleno de crema de choclo y queso, arriba llevaba un huevo frito acompañado de papas fritas.

 

“Los amigos se reunían cada fin de semana a mirar los partidos de fútbol en una pequeña tele que teníamos en el rincón del carrito. La picada completa fue un gran plato que creé yo para ofrecer a todos mis clientes”, con brillos en los ojos, Juan Romero describe las épocas de oro de la hamburguesería.

 

Picada Completa

Esta especialidad de la casa llevaba: milanesa de carne y de pollo; matambrito, arrollado, peceto, lengua, salchicha, papa bastón y rollos de fiambre con aceitunas, bien completo como para seis personas.

Juan agrega: “Popo es un amigo que siempre estará en nuestros corazones. Él era el director técnico del equipo femenino de básquet del club Alvear que, después de cada práctica, pasaba a pedir un menú especial. En honor a él, creé el plato Súper Popo”.

Súper Popo

El plato “Súper Popo” era un sándwich de pollo con pan frío, lechuga y tomate, abundante. Creado exclusivamente para un vecino del barrio Aldana.

WhatsApp Image 2020-05-14 at 18.01.05.jpeg

Con el tiempo, y de la mano de Florencia, aparecieron los menús del día, creado para los estudiantes del interior. Eran platos creados con amor para que cada uno de los chicos no extrañe estar lejos de casa.

WhatsApp Image 2020-05-14 at 18.03.33.jpeg

Juan, fue el elegido para filmar unas escenas de un cortometraje que se llamó “Las Pelotas”, de Suiza: “Los directores colocaron una gran tela negra en todo el frente, se llenó de cámaras y mientras ellos rodaban su corto, nosotros entregábamos los pedidos por el costado”, recuerda Juan, con gran satisfacción.

“La Perla” fue mencionado en un libro “Columnas de básquetbol correntino y algo más”, de Rafael Eduardo Fondón, en el que dice: “La cerveza parece más fresca en el verano y en invierno los guisos son más ricos (…) sus mesas están cargadas de historias”.

Pero no todo iba a ser color de rosa, “La Perla” también tuvo que pasar por días difíciles como en el 2004, cuando el Sindicato Gastronómico decidió vender ese pedacito de terreno y tenían que mudarse. Juan no estaba dispuesto a irse de ahí, de su barrio, entonces habló con el consorcio del edificio, quienes después de unos largos meses decidieron alquilarles el espacio. Así inicia una obra que se fue mejorando con el tiempo, levantaron paredes, techos y construyeron un patio delantero para que albergar sillas y mesas con mayor comodidad para los clientes.

WhatsApp Image 2020-05-14 at 18.31.58.jpeg

En el 2016, el Diario Época lo menciona en la sección de deportes señalando que era el lugar más elegido por los jugadores de básquet para hacer su “tercer tiempo”.

Hubo un tiempo que “La Perla” funcionaba como una especie de Secretaría Nocturna de la Asociación de Básquet: “Jorge López, Secretario de la ABCC en ese entonces, solía ir a cenar a nuestra hamburguesería, allí recibía listas de buena fe, pases, entregaba carnets y mucho más”, explica Juan, guardando ese grato momento.

A lo largo de estos 39 años, la familia de “La Perla” supo hacerse de amigos imborrables que quedaran para la historia.

WhatsApp Image 2020-05-14 at 18.31.57.jpeg

Como la Chiqui, una de los mejores clientes que festejó su cumpleaños número 15 en “La Perla” rodeados de amigos y familiares. Esa noche hubo milanesa napolitana con puré para todos los invitados.

WhatsApp Image 2020-05-14 at 18.01.27.jpeg

“Yanqui, Fernández, Techo y Maní fueron los primeros clientes, pero tuvimos la suerte de conocer a numerosas familias como los Mendoza, Casafuz, Carlitos Sánchez y familia;  la señora Lula y familia; los Rodríguez, los Espíndola, los Amarilla, los Hermanos Ruiz Vidal, la familia Nazar, entre otros, que fueron fieles clientes y formaran parte de nuestros recuerdos”, emocionado Juan, nombra a uno por uno con el temor de olvidarse de algunos.

WhatsApp Image 2020-05-14 at 18.03.35.jpeg

“La Perla” supo ser escuela de muchas personas que pasaron y ahora ya tienen su propia hamburguesería. Los que siempre estuvieron: Vivi, Lili, Neli y María, hijas de Juan y Florencia.

WhatsApp Image 2020-05-14 at 18.31.56.jpeg

Su hijo Jorge, que cuando podía estaba dispuesto a colaborar. Generaciones que ayudaron a que la hamburguesería se mantenga en el tiempo.

 

“Lamentablemente la difícil situación económica y la llegada de una pandemia hicieron que se tome la difícil decisión de cerrar las puertas, ya que Flor y Juan son el alma de “La Perla”, comenta Nelida con una inmensa tristeza.

 

Ambos se encuentran en la población de riesgo, Juan tiene 68 y Florencia 64. Sus hijos no pueden hacerse cargo de la hamburguesería ya que todos tienen sus vidas formadas con otras responsabilidades.

 

“En el nombre de  'La Perla ' quiero agradecer infinitamente a los amigos y vecinos que nos acompañaron a lo largo de estos 39 años. Por su confianza, amistad y acompañamiento estamos muy felices de haber formado parte de sus vidas, un abrazo gigante y hasta siempre” concluye su relato Juan Romero, fundador de la hamburguesería que supo pasar 39 años junto a sus clientes de todo Corrientes.

 

Las luces de la hamburguesería se apagaron para siempre, las mesas, la cocina, guardarán recuerdos imborrables que quedarán en la retira o en la memoria de todos los vecinos del barrio Aldana.

pp.jpg

Temas en esta nota

La Perla