Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/52811
Por Leandro Espinoza

Radio Dos: Veinte años haciendo las cosas con el corazón

Si uno realiza su trabajo sin pasión puede ser que nunca alcance los objetivos que se proponga… pero: es fácil ponerle pasión a lo que uno hace?...

 

Hoy Radio Dos está cumpliendo 20 años, y yo cumplo 20 años en Radio Dos. Obligado por las circunstancias busco encontrar las palabras adecuadas, pues reconozco que me cuesta bastante redactar algo relacionado con mis más sinceros sentimientos.

en la radio.jpg

Por eso, para empezar y en respuesta a la pregunta del principio, digo que yo (como seguramente la mayoría de los que hacemos La Dos) somos privilegiados al poder trabajar en el lugar que llevamos bien cerca del corazón.

Para graficar el tiempo: unos días antes de ese 22 de mayo de 2000 fui a la radio para ver como se armaba el estudio. Mientras mi esposa Virginia me esperaba afuera de aquellas ‘extrañas’ instalaciones, yo entré con Victoria de mi mano (hoy tiene 22 años) y Luciano en mis brazos (tiene 20). Carlita, la más chica, ni estaba en los planes.

Y menciono a ellos (lo que más quiero en la vida) porque en esa cronológica figura se simplifican décadas de laburo, amor, constancia y pasión.

Lo contaba hoy cuando con Carlos Simón, en el programa Desayuno, recordaba mi llegada a la radio: Raúl Simón (el “todo de la radio”) sentado analizando lo que se venía y en pocas palabras resumió su objetivo: “vamos a hacer la radio más escuchada de Corrientes”. Yo, con el obvio respeto del momento, evité responder lo que me pareció un objetivo ‘exagerado’.

Y empezamos… Contar la historia sería repasar tiempos complejos de evitables desencuentros entre correntinos. Y lo dijo él mismo (Raúl) esta mañana: “más vale no acordarnos de eso”.

¿Qué hicimos para meternos en las casas de miles de correntinos de un día para el otro?... ¿Qué inventamos para convertirnos en esa radio que Raúl soñaba?... ¿Qué pasó para ser referentes de los medios en la región?...

Radio Dos tal vez rompa el molde de empresas de amigos que no funcionan porque en el devenir de las cosas se mezclan los sentimientos… Y hay una sola razón: porque justamente ese sentimiento (de amistad, de afecto, de respeto mutuo) nos unió en los tiempos duros y nos fortaleció aún más cuando debimos amoldarnos a las demandas del mundo actual.

No quiero dar nombres porque alguno quedará en el olvido y será un error insalvable. Pero es una obligación moral mencionar a Raúl, Carlos y Mariano Simón. Ellos saben el rol que les cabe en éste andamiaje imperfecto –por lógica humana- que sigue andando y andando rompiendo moldes prefijados.

 

 

Así podemos explicar el éxito, así fijamos nuevos objetivos, así entendemos que siempre habrá nuevas motivaciones para seguir adelante.

Leí por ahí que ‘trabajar duro por algo que no nos interesa se llama estrés... trabajar duro por algo que amamos se llama pasión...’ Gracias Radio Dos por darme la oportunidad de hacer lo que amo con toda la libertad del mundo.