Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/53312
Según la ONU

La pandemia podría empujar al hambre a 10 millones de personas más en Latinoamérica

 
A nivel global podría elevarse, a causa de los efectos económicos del coronavirus, a 130 millones la cantidad de personas que padecen hambre.


El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de Naciones Unidas (ONU) advirtió este jueves que la pandemia de coronavirus Covid-19 podría casi cuadruplicar la inseguridad alimentaria en América Latina y elevar hasta 14 millones la cantidad de personas que pasan hambre en la región merced de la destrucción de empleos y el estancamiento de la economía.
 

pobres.jpg


 
Una estudio realizado por el PMA estima un aumento sorprendente en la cantidad de personas que pasan hambre en la región en relación a 2019, cuando 3,4 millones experimentaron inseguridad alimentaria severa, y proyecta que ese número podría multiplicarse casi por cuatro y llegar a las 14 millones de personas en el año en curso a causa de la pandemia.

La escalada del hambre crece a medida que la pandemia de la Covid-19 golpea cada vez más más fuerza a la región.

Brasil ya ocupa el segundo lugar a nivel mundial en número de contagios solo por detrás de Estados Unidos que ya superó las 100 mil muertes, mientras la curva de contagios se acentúa en Perú, Chile y México. En Chile por caso, el gobierno del presidente Sebastián Piñera ya advirtió que el sistema de Salud en el área de Santiago se encuentra al borde del colapso.

Ya se sienten signos de hambre creciente en la región, donde en algunos países ciudadanos desesperados están violando cuarentenas para salir en busca de dinero y alimentos y colgando banderas rojas y blancas de sus hogares en un grito de auxilio, advirtió el PMA.

La gran mayoría de quienes están padeciendo hambre son los trabajadores informales que vieron cortadas de cuajo sus fuentes de ingresos y que al mismo tiempo constituyen una parte considerable de la fuerza laboral de América Latina, mientras que otros son nuevos pobres que perdieron empleos en medio de una recesión económica histórica.

La contracción pronosticada de la economía regional, estimada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) es de 5,3%, la mayor caída hasta la fecha en la historia de la región.

"Probablemente afectará más a quienes dependen de las ganancias diarias de los empleos en el sector informal", señaló el informe, que subrayó que en Bolivia, por ejemplo, eso representa hasta el 60% de la población.

Una encuesta reciente del PMA realizada en nueve países registró que el 69% de las 41 mil personas encuestadas dijeron que habían visto una reducción en sus ingresos debido a la pandemia, grupo en el que las mujeres son las más afectadas.

El director ejecutivo del PMA, David Beasley, advirtió en abril pasado que 130 millones de personas adicionales podrían estar "al borde del hambre" en todo el mundo para fines de 2020.

Estas nuevas estimaciones para América Latina indican que la región será especialmente afectada.

En Haití, el hambre podría más que duplicarse (de 700.000 a 1,6 millones).

El impacto de una curva de hambre disparada podría tener implicaciones de largo alcance, que van desde niveles más altos de desnutrición crónica infantil hasta problemas de seguridad.

El programa de la ONU solicitó a los países que amplíen su red de seguridad social a aquellos que tradicionalmente no califican para recibir ayuda, como un modo de mitigar dicho impacto.

El PMA asiste a casi 90 millones de personas en alrededor de 83 países cada año, donde brinda asistencia alimentaria en emergencias y trabaja con las comunidades para mejorar la nutrición.

Temas en esta nota

ONU Aumento de la pobreza