Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/53951
Niña desaparecida en 2007

Apuntan a un sospechoso alemán por la desaparición de Madeleine McCann

El caso de Madeleine McCann conmovió al mundo desde que la pequeña desapareció en Portugal en 2007. Trece años después, la policía inglesa confirmó que tiene un sospechoso en la mira. Se trata de un alemán de 43 años que había viajado a Portugal en los mismos días que la familia McCann, y que hoy está preso en Alemania por un hecho similar a la desaparición de la niña de tres años. 

Madeleine.jpeg

Al parecer, el hombre se movilizó en una furgoneta en las mismas horas del 3 de mayo de 2007, cuando se produjo la desaparición. La niña, que iba a cumplir cuatro años el 12 de mayo, estaba de vacaciones con sus padres y sus hermanos en Praia da Luz. La noche del 3 de mayo, sus padres fueron a cenar con unos amigos a un restaurante ubicado a 55 metros, mientras los hijos de los matrimonios dormían en la planta baja del lugar que alquilaban. Cada 20 o 30 minutos, un adulto se acercaba a verlos. Cerca de las 10 de al noche, la madre de Madelaine no encontró a su hija en el departamento. 

 
Scotland Yard afirma que el sospechoso pudo haber estado en el lugar a la misma hora en que se produjo la desaparición y buscan información sobre la furgoneta y otro vehículo que habría utilizado el hombre. Según se informó, ese segundo vehículo fue transferido a otor nombre el 4 de mayo de 2007, un día despés de la desaparición.

"Alguien por ahí sabe mucho más de lo que están dejando ver", afirmó Mark Cranwell, a cargo de la investigación. La policía aun considera a la niña "persona desaparecida" porque no hay "evidencia definitiva" sobre si está viva o no. De estar con vida, hoy tendría 17 años.

No obstante, los investigadores de la Oficina Federal de Policía Criminal de Alemania clasificaron la búsqueda como "investigación de asesinato" y confirmaron que el sospechoso está en territorio alemán bajo custodia y con antecedentes criminales que no se especificaron.

Cranwell sí dijo que el hombre tenía en 2007 unos 30 años y que solía recorrer esa parte de Portugal desde mediados de los 90. "Algunas personas conocerán al hombre que estamos describiendo hoy... quizás conozcas algunas de las cosas que ha hecho", expresó. 

Entre los elementos que se investigan, se habla de una llamada telefónica recibida por el sospechoso, que duró casi 30 minutos y que tuvo lugar casi al mismo tiempo que se produjo la desaparición. Cranwell adujo que que cualquier información sobre el número que llamó puede ser "crítica". El investigador estimó que la persona que habló con el hombre "es posible que sepa que puede estar al tanto de algunas de las cosas que ha hecho, que puede haberle confiado la desaparición de Madeleine”. Y lanzó un mensaje: “Han pasado más de 13 años y sus lealtades pueden haber cambiado. Este individuo está en prisión ... ahora es el momento de presentarse”.

También se informó que el sospechoso estuvo entre las 600 personas investigadas durante la Operación Grange, como se denominó a las tareas para encontrar a la niña, aunque en ese momento no aparecieron evidencias en su contra, como sí ocurrió en 2017. Desde ese momento, pasados ya diez años del hecho, los investigadores ingleses realizaron "investigaciones exhaustivas" en Portugal y Alemania para tener más datos.

El caso conmocionó al mundo cuando se denunció la desaparición. La policía de Portugal pensó en un primer momento que la niña había muerto en un accidente doméstico y que el matrimonio de Gerry y Kate McCann había encubierto el hecho. Los padres fueron considerados sospechosos hasta mediados de 2008 y luego de tres años de investigación privada por parte de la familia, Scotland Yard inició sus pesquisas.