Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/54505
Diálogo exclusivo

Correntino que superó el Coronavirus en EEUU: "No hay que caer en la soberbia, le puede pasar a cualquiera"

Ramiro Zaracho es correntino, chamamecero y fue dado de alta de coronavirus, la semana pasada, en Atlanta, Estados Unidos, donde se encontraba vacacionando, y la pandemia le impidió regresar. Tiene 31 años, en 2013 fue Jeroky Yara de la FNC, y hoy contó a “Radio Dos”, lo difícil que fue sobrellevar la enfermedad, lo mal que pasó, pero gracias a la atención médica, la fe y el chamamé, logró recuperar. Además, describió que “muchas veces caemos en el error, en la soberbia de pensar que no le va a pasar a uno, pero hay que tener en cuenta que esto es verdad y que le puede pasar a cualquiera”.

WhatsApp Image 2020-06-10 at 12.12.09.jpeg

El correntino, Ramiro Zaracho, sobre cuáles fueron los primeros síntomas de la enfermedad, contó que “el 25 de mayo comencé con dolor de garganta y fiebre, no se iba, tomé paracetamol, con el pasar de los días me costaba respirar y decidí irme a un hospital a Atlanta. Me hicieron el test, me dijeron de inmediato que fue positivo, y me pasaron a un lugar donde estaban todos los aislados por el covid”.

 

Asimismo, sobre cómo sobrellevó la enfermedad, Ramiro, comentó que “estaba muy mal, pensé que me pasaban a terapia, me dolía demasiado el pecho, me dieron morfina de tanto que me dolía, después de dos días pude recuperarme”.

 

A su vez, el joven correntino, describió que “ingresé un martes a la tarde y me dieron el alta el viernes a la mañana, me costaba un poco respirar, me dieron algunos ejercicios, y ahora estoy bien, estoy mucho mejor”. Y detalló que “el martes pasado a la noche fue el peor día, no podía dormir bien ninguna de las noches, pero ese día fue el peor, estuve con oxígeno todos los días”.

 

En referencia a cómo pasó la enfermedad solo y qué pensaba para poder recuperarse, Ramiro, mencionó que “sentí mucha la distancia y fue clave aferrarme a Dios, me sentía solo y él estuvo ahí conmigo, gracias a él estoy acá, vivo”. Y recordó que “en las noches que estaba en el hospital además de aferrarme a la fe, escuchaba chamamé y eso es lo que más extraño, las juntadas con amigos”.

 

Respecto de cómo fue su estadía en Estado Unidos, el joven expresó que “hace seis meses estoy acá, ya inicié el trámite de extensión de la Visa, porque me impide regresar al país la cuarentena”. Y agregó que “estuve en Miami primero y después me vine a Atlanta, vine a conocer un poco, mi idea era quedarme tres meses y terminé quedándome más tiempo por el tema de la pandemia”.

 

Sobre dónde se contagió de coronavirus, Ramiro señaló que “yo salía a restaurantes a comer y al supermercado, con todas las precauciones, pero no sé bien dónde habré pescado el virus”. Y mencionó que “no quería contarles mucho a mis papás, para que no se preocupen tanto por mí, trataba de darles tranquilidad a todos”.

 

Al mismo tiempo, el correntino afirmó que “casi todos los días hablo con mi familia, por videollamada, por mensaje, estamos siempre en contacto”.

 

En otro sentido, sobre cuáles fueron las recomendaciones luego de recibir el alta médico, Ramiro contó que “me dieron todas las recomendaciones de higiene, de limpieza, y hasta que termine la cuarentena estoy aislado, después tengo que hacerme otra vez el test y me tiene que dar negativo para que pueda volver a salir”.

 

Por último, como mensaje final, el correntino, destacó que “muchas veces caemos en el error, en la soberbia de pensar que no le va a pasar, pero hay que tener en cuenta que esto es verdad y que le puede pasar a cualquiera”.