Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/56082
Alimentación

Cinco consejos para no subir de peso en el invierno

Con la llegada de las bajas temperaturas, las ensaladas y frutas frescas no suelen ser tan tentadores. Si bien con el frío buscamos alimentos de mayor temperatura, la energía que nuestro organismo necesita para mantener sus funciones vitales, es la misma durante todo el año. Muchas personas sienten que el invierno trae aparejado el aumento de peso, pero hoy les voy a contar qué podemos hacer para “pasar el invierno” con buena salud y un peso saludable.

1- Cuidar con que cocinamos: un error muy frecuente es hacer los “guisos” con un fondo de cocción con aceite. Por más que se le ponga “poco” aceite, al calentarse el aceite se transforma en las famosas “grasas trans”, perjudiciales para la salud. Por eso es importante aprender a cocinar con caldos desgrasados (naturales, o industriales), que aportan sabor y junto con los jugos naturales de las verduras, hacen más ricas y saludables las comidas.

2- Cuidar la hidratación: la hidratación no es sólo la botella de agua, también infusiones (te, mate cocido, mate), sopas y caldos. Una sopa caliente de verduras (no de cubitos) antes de la comida principal, incluso como plato único si es a la noche, con el agregado de avena, o arroz, aporta saciedad cuidando las calorías. Como colaciones podés tomar infusiones, solas (té verde, de frutas, de hierbas) o con leche caliente.

3- Frutas y verduras, todo el año! Las frutas y verduras aportan fibra, agua, vitaminas y minerales necesarias para nuestro organismo. Recomendamos aprovechar los de estación para obtener los beneficios de alimentos más sabrosos y de mejor precio. Las frutas de invierno son cítricos (naranja y mandarina) manzana, pera, kiwi. Y las verduras: zapallo, acelga, brócoli, espinaca, batata, cebolla, puerro y repollo.

4- Verduras NO es igual a ensalada: podemos hornear vegetales o comerlos grillados, panachés y sopas de verdura, soufflés, budines, puré, tortillas, terrinas, ensaladas tibias, guisitos de legumbres, verduras y carnes desgrasadas. Incluso en una misma ensalada

se pueden mezclar alimentos crudos y cocidos de modo que los ingredientes calientes hagan de la ensalada un plato más apetecible en el invierno. Por ejemplo, verduras crudas como lechugas variadas, espinaca fresca, tomate, cebolla, zanahoria, pepino o morrones se puede combinar con algún ingrediente cocido como chauchas, cubos de calabaza, arroz, legumbres, batatas, mandiocas, papas o pasta. Con todos estos alimentos se pueden preparar infinidad de combinaciones super nutritivas, sabrosas y que nos ayuden a estar más acordes con la temperatura y controlar el peso en el invierno. También podés preparar frutas asadas o en forma de compota, que pueden comerse tibias.

5- Mantenerse activo: la actividad física no es sólo para los días cálidos. Aunque con el frío cuesta más salir de casa y ponernos en movimiento, la actividad física es uno de los factores clave para mantener la salud yla inmunidad: contribuye a la salud de los huesos, ayuda a normalizar los valores de presión arterial, disminuye colesterol y triglicéridos, mejora el estado de ánimo, reduce el estrés y reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular. La recomendación es hacer como mínimo 30 minutos diarios de actividad física moderada (como caminar, andar en bicicleta, bailar, etc), al menos cinco veces por semana. Con la pandemia, también podemos hacerlo en casa! Sumar pasos (se recomiendan 10 mil a día) así sea dentro de casa.

El invierno no debe ser una excusa para comer más calorías y ganar peso. Con estos consejos podemos alimentarnos mejor en esta época del año, mantener un peso saludable y una buena salud.

adelgazar.jpg

Temas en esta nota

Marianela Ackermann