Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/56343

¿Qué es IOTA?: el futuro del Internet depende de una criptomoneda

IOTA es una criptomoneda que planea sustentar todos los miles de millones de objetos comunes que se conectarán al internet en el futuro cercano, desde bombillas y lavadoras, hasta las maquinarias de las fábricas, llamado el Internet de las Cosas o "IoT".  

IOTA es una más de las 5.400 criptomonedas diferentes que existen actualmente en el mundo de las criptomonedas. Pero esta tiene una característica muy diferente a todas las demás, ya que planea sustentar todos los miles de millones de objetos comunes que se conectarán al internet en el futuro cercano, desde bombillas y lavadoras, hasta las maquinarias de las fábricas, llamado el Internet de las Cosas o “IoT”.

0037805014.jpg

La IoT el futuro de las cosas

Hoy en día, gracias a la revolución digital y al internet, cada vez son los objetos que están interconectados unos a otros. Bombillas, aires acondicionados, lavadoras, refrigeradores, e incluso maquinarias están siendo interconectados entre ellos, además tenemos accesibilidad instantánea desde la palma de nuestra mano con nuestros teléfonos móviles.

Según los estudios, para este año 2020, ya más dispositivos IoT que seres humanos en la tierra (8 mil millones de objetos IoT), y para los próximos años se espera que este número se vea multiplicado por 10x o por 20x veces más. Esto quiere decir que en promedio cada ser humano tendrá en sus hogares y trabajos al menos 20 dispositivos conectados al IoT.

Aunque parece asombroso esto trae consigo un grave problema. La tecnología del internet actual no será capaz de soportar tanto tráfico de dispositivos comunicándose entre ellos por el internet, además, sumándole el hecho de ya el gran uso que le damos al internet.

Incluso, la gran tecnología del 5G la cual trae consigo velocidades 10x más rápidas, y con un uso de hasta 10 veces menos de ancho de banda que la tecnología del LTE-4G. Justamente la 5G se ha inventado previendo el futuro, y con la certeza que el 4G no será capaz de soportar tanto tráfico del IoT, aún así el 5G no será suficiente.

IOTA una criptomoneda pensando en el futuro

Es aquí donde entra la criptomoneda de IOTA, la cual es desarrollada por una compañía alemana desde el año 2015. Al igual que el 5G no fue inventada para solucionar un problema presente, sino del futuro.

IOTA planea utilizar su propia tecnología Blockchain, la misma que le da vida a Bitcoin, la cual asegura el equipo que es mucho más rápida que cualquier otra criptomoneda, ya que podrá procesar hasta 1.500 transacciones por segundo, mientras que BTC sólo 6 por segundo, y un ejemplo del mundo tradicional, Visa puede hacer un promedio de 1.700 transacciones por segundo.

Con esto, IOTA espera crear una economía de microtransacciones entre dispositivos IoT, en donde cada una de las comunicaciones que los dispositivos hagan en el internet, sean jerarquizadas y procesadas instantáneamente en la Blockchain antes de llegar a la internet, esto, según el equipo no colapsará el internet mundial, y hará la transmisión de datos entre dispositivos IoT mucho más rápida.

IOTA en la actualidad

Esta criptomoneda es considerada como una de los grandes proyectos a futuro del ecosistema de las criptomonedas. Es muy respetada, y tomada en consideración.

A pesar de que su equipo ha mencionado en múltiples ocasiones que no son un proyecto para tener en cuenta en la actualidad, pues su meta es el futuro, IOTA ocupa la posición número 23 del mercado de cripto mercado, con una capitalización de mercado de u$s603 millones y un promedio de comercio diario en los u$s11 millones.

Bitcoin no es el único

Aunque Bitcoin (BTC) es la primera criptomoneda del mundo, y sin dudas la más importante, esto no quiere decir que sea la única. Hay más de 5.400 criptomonedas, y muchas de ellas intenta solucionar, o mejorar algún problema que presenta, o pueda presentar la humanidad. Aquí el caso de IOTA, que ve un problema con el colapso del internet en los años venideros, y desde el año 2015 se ha puesto manos a la obra para solucionarlo mucho tiempo antes de que ocurra.

Fuente: Ámbito