Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/57510
Fuertes sospechas

Ushuaia: Embarcadizos correntinos del Echizen Maru habrían viajado con un anciano que murio por Coronavirus

Luego de que 43 correntinos que pescan en el barco Echizen Maru se contrajeran coronavirus en alta mar, comenzó a ganar terreno la versión acerca de que un hombre que viajó con los embarcadizos en un avión desde Buenos Aires a Ushuaia es el vector de los contagios. La empresa que los contrató admitió el viaje. El sujeto de 80 años falleció por Covid 19

Los integrantes del navío que permanece en el puerto de Ushuaia  viajaron hasta la capital de Tierra del Fuego en un avión donde se encontraba un hombre de 80 años que estaba infectado con el virus y que pocos días después murió.

Se trata de Máximo Ramón Cardozo, un hombre de 80 años que tras llegar a Tierra del Fuego luego de quedar varado en Salta, pocos días después murió de covid-19 en el hospital regional de la capital provincial.

El viaje con esta persona mayor puede ser uno de los motivos que revele el misterio de por qué, tras estar casi 30 días en alta mar, la tripulación se contagió masivamente.

Entre los tripulantes hay  43 correntinos que resultaron contagiados con Covid-19. 

El barco debía volver al puerto el próximo 20 de julio pero el regreso se produjo el 11 debido al contagio.

La empresa confirmó el viaje

Desde la empresa Pesantar del grupo NewSan, propietaria del buque pesquero Echizen Maru confirmaron que los tripulantes viajaron desde Buenos Aires a la ciudad de Ushuaia en el mismo vuelo de Aerolíneas Argentinas del sábado 23 de Mayo, en el cual viajo Maximo Cardozo, el hombre que murió en Hospital Regional luego de llegar contagiado de Coronavirus a la capital provincial. 


El Gerente general de Pesantar, Claudio Guida en tanto descarto que el contagio masivo en el pesquero se haya producido por un contacto con otro barco en alta mar. Por Radio Nacional Ushuaia, Guida explicó el proceso por el cual la tripulación llega y se embarca para pescar, no sin antes hacer “un poco de autocrítica en el sector de pesca, porque hemos tenido un perfil muy bajo y pueden surgir estos rumores sin asidero”. 


Guida explicó que “el barco está permanentemente monitoreado por la prefectura naval argentina y por otros organismos del estado nacional y provincial, ya que tiene un permiso de pesca de la provincia. 


Prefectura es la autoridad policial, y sanciona cualquier infracción. Hay áreas protegidas muy cerca, entonces esto tiene que estar permanentemente monitoreado. Hay áreas de veda, de reservas marinas protegidas”. 


“Se genera como mínimo una frecuencia de 15 minutos de monitoreo y a veces más. En este caso, en 35 días el barco fue monitoreado 5900 veces con fecha y ahora muy precisas”. “El barco no puede entrar a un puerto sin avisar a Prefectura. Cualquier circunstancia esta permanentemente comunicada con Prefectura”, aseguró Guida. 


Y agregó: “Sabíamos que estas hipótesis se tenían que descartar, pero preferíamos que lo haga un organismo oficial. Ahora estamos mucho más tranquilos de que esto es así”. 


Además, “arriba del barco tenemos un funcionario público, un inspector nacional de pesca, que es un empleado del estado, después tenemos otras 60 personas permanentemente conectadas con wi fi, lo que sería una asociación ilícita enorme”.