Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/579
Violencia de género

Esquina: una mujer fue víctima de una feroz golpiza propinada por su pareja

San­dra se en­cuen­tra hos­pi­ta­li­za­da en Es­qui­na. Re­gis­tra un cor­te en la ca­be­za y va­rios gol­pes en la bo­ca, es­pal­da y otras le­sio­nes que ase­gu­ra son el re­sul­ta­do de una tre­men­da gol­pi­za que su pa­re­ja le pro­pi­nó dí­as atrás. Ayer, la mu­jer co­men­tó la trau­má­ti­ca ex­pe­rien­cia. “Es­pe­ré que se duer­ma pa­ra bus­car ayu­da”, di­jo.

Tal co­mo lo con­fir­mó el fis­cal Car­los Ga­llar­do an­te el si­tio Ac­tua­li­dad Es­qui­na, el he­cho ha­bría ocu­rri­do el do­min­go y fue ca­ra­tu­la­do has­ta el mo­men­to co­mo “le­sio­nes agra­va­das por me­diar vio­len­cia de gé­ne­ro”.
Se­gún se­ña­la­ron las fuen­tes con­sul­ta­das por es­te me­dio, to­do se ori­gi­nó cuan­do la pa­re­ja sa­lió de un ca­si­no.
Se­gún sos­tu­vo la mu­jer, los dos es­tu­vie­ron has­ta la ma­dru­ga­da del do­min­go, cuan­do al re­gre­sar a su ca­sa, ape­nas a una cua­dra del men­cio­na­do lo­cal cén­tri­co, el su­je­to la ti­ró al sue­lo: “Co­men­zó a pa­te­ar­me la es­pal­da has­ta que per­dí el co­no­ci­mien­to”.
San­dra in­di­có que es­tu­vo un bre­ve tiem­po in­con­cien­te has­ta que des­per­tó y jun­to a su pa­re­ja vol­vie­ron a la ca­sa en la que con­vi­ven.
Asi­mis­mo in­di­có que, pa­ra bus­car ayu­da, de­bió es­pe­rar a que el hom­bre se dur­mie­ra pa­ra sa­lir del do­mi­ci­lio.
Lue­go, en re­mís, fue has­ta la vi­vien­da don­de se en­con­tra­ban sus hi­jas, con quie­nes fue has­ta el hos­pi­tal San Ro­que.


“Que­dé in­ter­na­da por­que no po­día res­pi­rar ni ca­mi­nar a cau­sa de los gol­pes”, sos­tu­vo des­de la sa­la de in­ter­na­ción. A sim­ple vis­ta se pue­den ob­ser­var mo­re­to­nes en su ros­tro, va­le re­mar­car.

En ese sen­ti­do, in­di­có que por el cor­te que su­frió en la ca­be­za re­gis­tró una he­mo­rra­gia que ter­mi­nó por pro­vo­car­le ma­re­os, lo que in­di­ca la gra­ve­dad de la le­sión.

Asi­mis­mo sos­tu­vo que du­ran­te al­gu­nos dí­as le cos­tó ha­blar por los gol­pes en la bo­ca.

Si bien la mu­jer di­jo que por mal­tra­tos, en an­te­rio­res opor­tu­ni­da­des ya pre­ten­dió se­pa­rar­se del hom­bre, de­ci­dió vol­ver de­bi­do a que el su­je­to la ha­bría ame­na­za­do.

Al res­pec­to, des­de la Po­li­cía se in­di­có que las ac­tua­cio­nes ini­cia­ron lue­go de to­mar co­no­ci­mien­to de que la mu­jer ha­bía si­do in­ter­na­da, lo que fue opor­tu­na­men­te in­for­ma­do por el per­so­nal mé­di­co.

Una vez que fue­ron has­ta el hos­pi­tal pa­ra po­der re­gis­trar los de­ta­lles, fue arres­ta­do el hom­bre, quien ayer pres­tó de­cla­ra­ción an­te las au­to­ri­da­des.

De­be se­ña­lar­se que la iden­ti­dad del sos­pe­cho­so no tras­cen­dió, so­la­men­te se in­di­có que es un hom­bre de 42 años, al igual que la pre­sun­ta víc­ti­ma. San­dra hi­zo un lla­ma­do a to­da aque­lla per­so­na que pa­dez­ca si­tua­cio­nes de vio­len­cia pa­ra que “no se que­den ca­lla­das an­te es­to, de­ben de­nun­ciar­lo”.

La­men­ta­ble­men­te, du­ran­te el fin de se­ma­na ocu­rrió otro ca­so de vio­len­cia de gé­ne­ro, en el ba­rrio Hos­pi­tal de la mis­ma lo­ca­li­dad.

En es­te ca­so fue de­te­ni­do un mu­cha­cho de 20 años, mien­tras su pa­re­ja efec­tuó la de­nun­cia en la co­mi­sa­ría de la Mu­jer y el Me­nor.

Fuente: Diario época

Notas Relacionadas