Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/58456
Empresaria de Esquina en el centro del mundo de la moda

Coronavirus: Correntina, amiga de Wanda Nara, le contó a La Dos la nueva realidad en Italia

Se trata de Bárbara Ronher, directora de un hotel de 5 estrellas en Milán, que pasó a la fama después de que la mujer de Mauro Icardi la mencionara en sus redes sociales. La esquínense habló con La Dos y brindó su óptica acerca de la nueva realidad que se vive en Italia: “El temor de todo el mundo es volver para atrás”. Escuhá y leé la primera parte de una charla tan expléndida como cálida con la empresaria hotelera.-

¿Se ve tan bien Italia ahora?

No es tan así como se ve desde las redes sociales y todo porque  después de tanto tiempo de encierro hoy ver la playa, es pleno verano, te parece un sueño. Pero claro, todo fue muy paulatinamente, todo de a poco. Sobre todo porque como estoy en Milán, que fue el peor lugar afectado por el covid-19,  y acá las medidas siguen siendo muy estrictas: tenemos que seguir con el barbijo en todos lados, te toman la temperatura en todos los negocios, en los hoteles, en los restaurantes para entrar, te tenés que lavar las manos con el gel. Respetar en todo tipo.-

 Como sabes soy directora de un hotel 5 estrellas que  sigue cerrado hasta el 1 de septiembre entonces tantas

actividades quedaron congeladas.

Es un volver a la vida normal de a poco pero raro. ¿No? Porque al final, es cierto, salimos de la cuarentena, del encierro, del miedo.

Se registró hace dos días ninguna muerte que esto no pasaba desde el 21 de febrero. En  Milán hubo  33 contagiados que también, eso para nosotros, es como cero. Claro. Vivimos una realidad pero, a comparación de lo que vivimos, para nosotros nos parece bastante light.

¿Tuvieron miedo, a que le temen ahora?

El miedo es volver para atrás. O sea, ahora estamos en pleno verano, se sabe que el virus se debilita con el calor. Nos llegó en pleno invierno esto entonces, claro, el temor de todo el mundo es un poco volver para atrás.-

Las noticias son reconfortantes porque al final estamos todos los días un poquito mejor. No hay más casos. En el mismo hospital, que tuve que ir por otra razón con mi suegra, el primario nos decía que prácticamente ya no hay casos en los hospitales (Antes hacían los tampones y te daban el 50% positivo) entonces eso es una gran cosa y sobre todo que han, despacio…  despacio, visto un poco más las curas distintas, a lo que fue al principio que no sabían cómo tratarlo, como en todo el mundo.-

 Lo que cambia realmente es cuando vas a los lugares de mar. Yo qué he estado ahora, por ejemplo, el fin de semana

en Cerdeña, que fui a buscar a mi hijo, no hay un solo caso. Entonces todas las medidas son iguales: entras al taxi todos con los barbijos. Pero vos entrás a la playa y es otro mundo. Respirás un aire libre sinceramente, lo mismo en el centro de Italia.-

 Pensás solamente moverte en Italia porque el miedo a tomarse el  avión e irse a otro lado es que pase algo, a no poder volver, a que te dejen hacer la cuarentena en otro lugar.

Los aviones, tengo que decir que, muy seguros. Yo volé a Cerdeña y están todos sanitizados, siempre con todos los protocolos, tenés todas las reglas antes de subir, al bajar, como llevar la valija. Caminás en un mundo distinto. Las distancias en los aeropuertos, que te podés sentar en un sillón si, en uno no, uno sí, uno no. Lo mismo que en los trans, en los trenes, ya no estamos todos encimados como fue una vez.

Vivimos cautelarmente, con todas las medidas. Si Dios quiere estamos saliendo poquito para adelante que es lo que se espera en todo el mundo hasta que encontremos la vacuna.-

¿Cómo vivieron la cuarentena y desde cuándo?

Nosotros estuvimos encerrados desde el  10 de marzo (Porque todo empezó, la pandemia, el 21 de febrero) y ahí la

gente automáticamente se quedaba en la casa y los chicos quedaron sin escuela. Hasta el fin de semana del 3 de junio que nos liberaron, que pudimos salir, donde se abrieron el resto de los trabajos. La primera fase fue el 18 de mayo pero tenías que seguir saliendo con la circulación, con la autocertificación,  fue una segunda cuarentena, no fue todavía la libertad.-

Después decís es un poco contraproducente que vos te vas a la playa y está todo el mundo sin barbijo, digamos, no se mantiene mucho la distancia tampoco, entonces eso es bastante loco no .-

En la playa te confirmo que no hay nadie con barbijo, solamente te tenés que ponerlos cuando entras al bar o al restaurante a pedir. Los mozos siempre con barbijos, ellos no te pueden servir sin tapabocas. Así que pobre, son ellos los que están en contacto con los clientes, que los clientes comemos sin barbijo, y ellos sirviéndote así.-

En nuestro caso del hotel, el 30 de junio hicimos un evento, el primer evento en Milán prácticamente, con 60 personas, donde pusimos todas las medidas en una sala que entran 400 personas, con todo el metro y medio de distancia entre uno del otro.  Hicimos un banketing donde todo el mundo tenía que tener barbijo y los mozos tenían o la máscara de taxiglass en la cara o el barbijo. Imagínate: con el verano, con el calor, pero bueno, son las reglas.

¿Qué información tienen de  las clases?

Han establecido que el 15 de septiembre empezarán las clases. Todavía no comunicaron en que modalidad porque

están viendo, y sobre todo en los colegios públicos donde hay más chicos por clase, un tope de alumnos por clase, con la distancia. Entonces están pensando, por ejemplo, de forma alfabéticamente de la A hasta la M los lunes, los otros el martes, los otros el miércoles y van a intercalar los días. Todavía no se ha decidido bien la modalidad en la que va a empezar, pero de qué va empezar, va a empezar.-

¿Imaginaste ver Italia alguna vez despoblado?

Fue una locura, era cómo como un sueño, fue una cosa irreal lo que hemos vivido, lo que vivió el mundo entero. Vos te ibas al duomo, si  por alguna necesidad tenías que ir (yo tuve que ir a hacer una firma importante a mitad de abril), nada, un pueblo fantasma, y hasta te daba miedo, porque era tanto las noticias, tanto los muertos, tanto los afectados que vos decías (era la primera que nunca salí en mi vida, quedé con mis hijos guardados en mi casa) voy de casa del taxi a donde tuve que ir, volver. Y con un miedo impresionante y no ves un alma en la calle.  Fue realmente impresionante. En ese sentido se portaron muy bien los italianos e hicieron muy bien el tema de la cuarentena.-

Después, como todas las cosas, se fueron aflojando, las casos en las terapias intensivas fueron bajando, fueron encontrando un poquito la vuelta de cómo tratar la situación del virus y ahí, un poco, se relajó el país.

¿Cómo lo vivió el mundo empresarial?

Nosotros seguimos  pagando todas las secuelas porque, por ejemplo, en el caso de un hotel los clientes todavía no pueden venir. Tenemos la mitad del mundo que tiene prohibida la entrada. Entonces, claro, todavía a nivel económico… increíble!!!

Hoy hablaba con el director de la La Gazzetta dello Sport y me decía que ellos venden una media de 180,000 diarios por día y en el momento del coronavirus vendían 20,000 copias y no tenían noticias, no sabían que poner en las 40 páginas y no tenían publicidad (por qué la publicidad es todo moda y autos). La venta de autos bajó un 80%, la moda desapareció. No, fue una cosa de locos, una ciudad como Milán que vive de todo esto fue como la guerra. Pero ni siquiera como en la guerra porque ciertos países  seguían pero acá tocó a todo el mundo entero.-

La incentivación del turismo interno

Ahora lo que está haciendo Italia es incentivar a que la gente se quede en Italia. Que viaje las vacaciones.  Uno decía

en marzo y abril ‘bueno a la gente va a trabajar todo agosto, no quiere vacaciones’. Pero ¿sabes qué pasa? llega el verano, la gente sufrió tanto, la pasamos tan mal, como todo el mundo, que hoy, al final, la gente lo mismo se va de vacaciones.

Entonces te dan un bono de €500 de descuento si decidís a ir un destino de Italia entonces, digamos, que el gobierno está haciendo de todo para que el turismo quede en Italia, qué es un poco que también creo que estaban charlando en Argentina, para poder fomentar el turismo acá, cosa qué fue lo primero que murió y lo que más afectado estuvo porque, obviamente, dejando cerrada todas las fronteras no tenés clientes que son tus primeros usuarios para el mundo del turismo.

Una cosa de locos. Hoy te vas y ves las filas de los taxis que están vacías por qué al final la gente que trabaja sigue haciéndolo desde sus casas, los turistas no están, no vienen, entonces, claro, está muy parada la economía y hay que reinventarse.-

El nuevo ahora

 Ahora se está levantando todo de a poco. Acabo de tener una noticia: me llamó la responsable de Fendi diciendo que va a desfilar en septiembre y que necesitan todas las habitaciones. Así que para mí fue un respiro enorme porque venimos de un septiembre negro, o sea, abrimos y todavía no tenemos reservas. Así que ciertas noticias son alentadoras.-

Notas Relacionadas