Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/58546

El bajo nivel de vitamina D podría ser factor de riesgo frente al coronavirus

La especialista Milana Frenkel-Morgensen insistió en que es necesario tener políticas sanitarias "con el objetivo de aumentar los niveles de vitamina D de la población".

 

Niveles bajos de vitamina D podrían ser un factor de riesgo para la infección por coronavirus y hospitalización, concluyó un estudio de la Universidad israelí de Bar Ilán realizado sobre más de 7.800 personas.
 
 
"El nivel bajo de 25 (OH) D -el anticuerpo que permite detectar la vitamina D- en plasma parece ser un factor de riesgo independiente para la infección por Covid-19 y la hospitalización", concluyó la investigación dirigida por Milana Frenkel-Morgensen, directora del Laboratorio de Biocomputación de Enfermedades Complejas de la Universidad Bar Ilan que se realizó en conjunto con los Servicios de Salud de Leumit.

La especialista indicó que "no cree que la vitamina D impida a las personas contraer el coronavirus, pero sí cree que aumenta la capacidad del cuerpo para combatirlo una vez infectado", según publicó la revista científica FEBS Journal.

La investigadora sugiere que es "urgente llevar a cabo políticas de sanidad pública con el objetivo de aumentar los niveles de vitamina D de la población" y dijo que los confinamientos "han contribuido a los niveles ya que la mayoría de la vitamina D se absorbe a través de la piel en exposición a la luz solar".

De las 7.807 personas estudiadas, 782 (10.1%) fueron COVID-19 positivas y 7.025 (89.9%) negativas: "El nivel medio de vitamina D en plasma fue significativamente menor entre los que dieron positivo a negativo para COVID - 19", indicó el estudio.

A la vez, el análisis estudió otros factores como las variables demográficas y los trastornos psiquiátricos y somáticos y se arrojó que "la edad mayor de 50 años, el sexo masculino y el nivel socioeconómico bajo-medio también se asociaron positivamente con el riesgo de infección por COVID-19".

En tanto que "la edad mayor de 50 años se asoció positivamente con la probabilidad de hospitalización debido a Covid-19".

Se estima que mil millones de personas en todo el mundo tienen deficiencia de esta vitamina y que el 50 por ciento de la población tiene una insuficiencia, indicó el propio estudio.

¿Qué es la vitamina D? ¿Qué efecto tiene?
La vitamina D es un nutriente presente en ciertos alimentos que es necesario para la salud y para mantener los huesos fuertes. Para ello, ayuda al cuerpo a absorber el calcio (una de las piezas fundamentales de los huesos) de los alimentos y suplementos. Las personas que consumen vitamina D en cantidad muy escasa pueden tener huesos débiles, delgados y frágiles, un trastorno que se denomina raquitismo en los niños y osteomalacia en los adultos.

Además, la vitamina D es muy importante para el cuerpo de muchas otras formas. Los músculos requieren esta vitamina para el movimiento. Por ejemplo, los nervios la necesitan para transmitir mensajes entre el cerebro y cada parte del cuerpo, y el sistema inmunitario emplea la vitamina D para combatir los virus y bacterias que lo invaden. Junto con el calcio, la vitamina D ayuda a proteger a los adultos mayores contra la osteoporosis. La vitamina D se encuentra en las células de todo el cuerpo.

¿Cuánta vitamina D necesito?
La cantidad de vitamina D que necesita por día depende de su edad. Las cantidades promedio diarias de vitamina D, aparecen a continuación en microgramos (mcg) y en unidades internacionales (UI):

Etapa de la vida
Cantidad recomendada
Bebés hasta los 12 meses de edad
10 mcg (400 UI)
Niños de 1 a 13 años de edad
15 mcg (600 UI)
Adolescentes de 14 a 18 años de edad
15 mcg (600 UI)
Adultos de 19 a 70 años de edad
15 mcg (600 UI)
Adultos mayores de 71 años de edad
20 mcg (800 UI)
Mujeres embarazadas y en período de lactancia
15 mcg (600 UI)
 ¿Qué alimentos son fuente de vitamina D?
Muy pocos alimentos contienen esta vitamina en forma natural. Los alimentos fortificados con vitamina D agregada aportan la mayor parte de esta vitamina en las dietas de las personas en los Estados Unidos.

Los pescados grasos, como el salmón, el atún y la caballa se encuentran entre las mejores fuentes de vitamina D.
El hígado vacuno, el queso y la yema de huevo contienen cantidades menores.
Los hongos aportan cierta cantidad de vitamina D. En ciertos tipos de hongos que ahora se encuentran a la venta, se aumenta el contenido de vitamina D al exponerlos a la luz ultravioleta.
Casi todo el suministro de leche de los Estados Unidos está fortificado con 400 UI de vitamina D por litro, así como muchas de las alternativas de origen vegetal, como la leche de soja, la leche de almendras y la leche de avena. Sin embargo, los alimentos elaborados con leche, como el queso y el helado, generalmente no están fortificados.
Además, ciertos cereales para el desayuno y algunas marcas de jugos de naranja, yogures, margarinas y bebidas a base de soja contienen vitamina D agregada. Consulte siempre las etiquetas.
¿Aporta vitamina D la luz del sol?
La piel produce vitamina D al exponerse directamente a la luz solar. La mayoría de las personas cumplen al menos en parte con su requerimiento de vitamina D de esta forma. La piel expuesta a la luz solar en ambientes interiores, a través de una ventana, no produce vitamina D. Los días nublados, la sombra y la piel de color oscuro también reducen la cantidad de vitamina D que produce la piel.

Sin embargo, pese a la importancia del sol para la síntesis de la vitamina D, es prudente limitar la exposición de la piel a la luz del sol para reducir el riesgo de cáncer de piel. Si se expone al sol apenas durante algunos minutos, use ropa protectora y filtro solar con factor de protección solar (SPF) 8 como mínimo. Las camas solares también permiten que la piel produzca vitamina D, aunque presentan riesgos similares de cáncer de piel.

Quienes evitan el sol o cubren su cuerpo con filtro solar o ropa deben incluir fuentes ricas en vitamina D en su dieta o tomar un suplemento. Los consumos recomendados de vitamina D están determinados sobre una suposición de una exposición escasa al sol.

Temas en esta nota

vitamina DsaludCoronavirus