Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/62705

Fernández: "Los reclamos se resuelven frontalmente y no tocando sirenas"

Además, el Presidente respaldó la gestión de su gobierno y el de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires. 

alberto-en-quilmes-20200909-1013883.jpg

El presidente Alberto Fernández advirtió hoy que los reclamos "no se resuelven tocando sirenas", sino "frontalmente", y reivindicó la vocación de su gobierno y de la gestión bonaerense de Axel Kicillof para "resolver los problemas". "Les pido ante las voces apocalípticas...Dénse cuenta todo lo que hicimos", expresó el Presidente, al encabezar un acto en el partido bonaerense de Quilmes.

"Con el gobernador somos dos amigos en la misma causa", dijo Fernández, que aseguró que el Gobierno nacional "va a afrontar este problema" junto con el mandatario provincial.     El jefe de Estado se expresó en estos términos al encabezar un acto en la planta de la cervecería Quilmes, donde relanzó el Plan Ahora 12 y Ahora 18 junto a Kicillof, entre otros funcionarios, y acompañó anuncios de inversión de esa compañía.    Este miércoles, por tercer día consecutivo, efectivos de la Policía Bonaerense llevaron adelante protestas en distintas localidades de la Provincia en reclamo de un aumento salarial y mejores condiciones laborales.

 

"Con el gobernador estamos comprometidos en la misma causa", insistió Fernández, que agregó: "Las pandemias dejan al descubierto las miserias de algunas almas y en estos días estamos viendo como afloran las miserias de algunas almas, aprovechando el momento que vivimos".     El presidente salió al cruce de "las voces apocalípticas" de dirigentes de la oposición que plantean que la Argentina no va "a ningún lado" y enfatizó que en el país se siguió trabajando y produciendo durante la pandemia de coronavirus.     "Que no nos confundan. Estamos levantándonos en tiempos difíciles", remarcó el mandatario, acompañado también por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; la secretaria de Comercio Interior, Paula Español; el vocero Juan Pablo Biondi; autoridades municipales y de la cervecería Quilmes. El acto de este miércoles se engloba dentro de una semana activa para el Presidente. Si bien tuvo que suspender las visitas a Jujuy, Mendoza y Salta por el riesgo sanitario debido a la pandemia de coronavirus y a la pelea política, las sustituyó por recorridas por el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Ayer, martes 8 de septiembre el mandatario participó del lanzamiento de la línea argentina de producción de motocicletas de la empresa internacional Royal Enfield en la planta de Grupo SIMPA en el municipio bonaerense de Campana. "El tiempo que vivimos, en medio de una pandemia reclama un voto de confianza de las empresas", afirmó y dijo que ve "con mucha tranquilidad que se ha podido retomar el trabajo en muchas fábricas".

Las apariciones del jefe de Estado en territorio bonaerense se dan en un momento en el que su popularidad está cuestionada. Una encuesta de Analogías dice que Alberto F. tiene 70% de imagen positiva y que volvió a tiempos de prepandemia. Sin embargo, un sondeo de la consultora Giacobbe & Asociados apuntó a que si bien Alberto Fernández mantuvo su imagen positiva (37,3%), la negativa creció cuatro puntos (48,5%) a costa de la regular. Un estudio realizado por D'Alessio IROL - Berensztein coincide con esta última apreciación. Según el trabajo de esta consultora, se desplomó la imagen del mandatario a niveles previos a la asunción y por primera vez desde su llegada al sillón de Rivadavia, la imagen negativa se iguala a la positiva. Los especialistas sostiene que las principales razones de esta caída es la desaprobación creciente de la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio y el desgaste lógico que genera la pandemia en cualquier Gobierno.

Fuente: Perfil