Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/6495
En caída libre

Chaco: Se cerraron seis hoteles y aseveran que la crisis del sector es la peor de todas

De mayo al presente se cerraron seis hoteles en Chaco; es casi la misma cantidad que se creó a partir de 2007 y la misma que había antes de ese año. ‘Es un golpe muy fuerte porque son plazas que se pierden y no se van a recuperar en poco tiempo‘, advirtió Aldo Santalucía, titular de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines.

 


Aldo Santalucía, presidente de la Asociación de Hoteles y Afines. El dirigente describe que la presión tributaria nacional, provincial y mu­nicipal más el efecto inflacionario y la recesión pegan duro.

gualok de saenz peña.jpg


El Gualok de Sáenz Peña y el de Castelli, que se retiraron de la esfera privada. El primero pasó a manos del Estado provincial. Y en Castelli también se cerró un segundo, cuyo propietario ya no podía pagar ni la luz.

El dirigente describe la gravedad de una situación que no da señales de que se pueda revertir en el mediano plazo porque un hotel no se abre todos los días y cada uno es un emprendimiento generador de mano de obra directa o indirecta.

‘Además aporta un dinamismo en ciudades como las nuestras que buscan posicionarse como destinos de eventos culturales, religiosos o deportivos‘, apunta. En el recuento están el Gualok de Sáenz Peña y el de Castelli, que se retiraron de la esfera privada. El primero pasó a manos del Estado provincial. Y en Castelli también se cerró un segundo, cuyo propietario ya no podía pagar ni la luz.

En Resistencia el 1 de diciembre cerró sus puertas un establecimiento inaugurado en 1970 y un segundo más reciente, que estaba por Santa María de Oro. El sexto es de Quitilipi. En el comienzo de la temporada baja, el referente de la actividad admite que 2018 fue un año con muchos visitantes por la Bienal de Esculturas y otros acontecimientos que ‘ayudaron a flotar’, sin embargo el turismo de reuniones cayó a partir de mayo.

Es muy dolorosa la situación de tantas personas intentando mantener su emprendimiento y viéndolo caer

‘No podemos subir nuestras tarifas sin una agenda con gran flujo de gente, no nos dan los números. Así que el tema bonos y aumentos salariales nos imposibilita, las cajas no dan‘. Santalucía dijo que los hoteleros la pasan mal por la gran presión tributaria municipal, provincial y nacional que se suma a dos años de aumento de costos de servicios públicos como agua y energía, entre otros. Entonces propone que ‘el gobierno provincial tenga una mirada especial para ver qué artilugio se puede usar entre todos para salir (de la crisis) de la mejor manera posible y que no dejemos gente sin trabajo. Es muy dolorosa la situación de tantas personas intentando mantener su emprendimiento y viéndolo caer‘, remarcó.

Costos y comparaciones sin solución a corto plazo En Resistencia por una habitación doble se paga en promedio unos 1300 pesos, mientras que en Buenos Aires por una similar, 2000. Santalucía elige la comparación para señalar que en la Ciudad Autónoma los costos son menores. La Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines difundió esta semana un texto en el que advertía que transita ‘la peor crisis de su historia en la provincia‘.

Como la presión tributaria y la suba de servicios públicos restringen toda posibilidad de actualización tarifaria, los integrantes señalan que ‘con la situación económica del país no se pueden subir precios porque la gente no los pagaría y lo que se cobra no alcanza‘.

‘Si hacemos un poco de historia, se cerró la misma cantidad de locales que se abrió en once años, que era lo mismo que existía hasta 2007‘, agrega el presidente de la entidad, Aldo Santalucía.

Fuente: Norte de Chaco