Corrientes 15 °C
Min. 14 °CMax. 28 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/65374
Será beatificado por el Vaticano

¿Milagro? La explicación científica del caso del adolescente que murió hace 14 años, su cuerpo está intacto y será beatificado

Carlo Acutis falleció en 2006 con 15 años y su cuerpo reposa en la ciudad italiana de Asís. Será beatificado el sábado y se le adjudica el milagro de la sanación de un niño en Brasil. Lo llamativo es que su cuerpo está incorrupto. La ciencia tiene una explicación para ello.

El mundo habla de Carlo Acutis, el adolescente que falleció en Italia con solo 15 años; y cuyo cuerpo se encuentra sin evidenciar rastros de descomposición desde 2006 (momento en que se produjo el deceso). Desde chico, Carlo se dedicó a ayudar a los más vulnerables y a predicar la palabra de Dios por medio de internet y las redes sociales. Y el milagro que se le atribuye, y que motivará su beatificación -prevista para el sábado próximo-, es haber intercedido en la sanación de un niño de Brasil enfermo de gravedad.

Además de hablar de él y de su milagro en todo el globo terráqueo, su imagen también ha sido una constante por estos días, y que ha dado mucho que hablar. Es que su cuerpo, que descansa en la ciudad italiana Asís, es exhibido al mundo entero para que -también por la web, donde el bautizado “ciberapósto de la Eucaristía” se desenvolvió con fuerza en la vida- los fieles de todos los países puedan rezarle y dedicarle una oración. Vestido como siempre lo hacía -luciendo jeans azules y una campera deportiva-, el cuerpo de Carlo reposa con una llamativa particularidad: no presenta ningún deterioro ni rastros de descomposición, pese a que se han cumplido ya 14 años de su deceso. De hecho, pareciera ser que el niño simplemente yace dormido.

Fantasía o realidad 

Por fuera del milagro que se le adjudica a Carlo y referido a la sanación del mencionado niño brasileño, también durante los últimos días el mote de milagroso se trasladó precisamente a lo llamativo de que su cadáver esté impoluto. Sin embargo, la evidencia científica tiene una explicación para esta atípica situación.

El del pequeño Carlo no es el primer caso de cadáveres que se descubren en un excepcional y llamativo estado de conservación. Sin ir más lejos, en marzo de 2014, en un ataúd descubierto en las profundidades de un convento de Jacobinos de Rennes (Francia), fue hallado el cuerpo incorrupto de una mujer que llevaba más de 350 años muerta. El cadáver conservaba la carne de su cuerpo. Aferraba entre sus manos un crucifijo y le faltaba el corazón.

También en aquella oportunidad surgieron diversa teorías vinculadas a brujería, magia negra y milagros. Sin embargo, oportunamente surgieron algunas explicaciones científicas que le restaron misterio a la atípica situación y que convirtieron todo en algo más mundano. Y que bien podría aplicarse al caso de Carlo Acutis.

Explicaciones

Lo primero que se comprobó es que el corazón se lo extrajeron 60 años después de morir. El antropólogo forense José Manuel Reverte Coma explicó oportunamente en sus estudios para el Instituto Gorgas de Estudios de la Salud -y que fue citado por la BBC a raíz del caso del cadáver hallado en la tumba de Rennes- que estos fenómenos pueden adjudicarse a varias razones. Una de ellas tiene que ver con una momificación espontánea o natural; y que se trata de un proceso de desecación espontánea o natural que impide la putrefacción y descomposición del cadáver.

"Este fenómeno se da en algunos lugares como son las criptas de algunos monasterios donde la sequedad del ambiente y la ausencia de insectos, unido quizás al hecho de que el cuerpo estaba exento de grasa y a la existencia de un medio interno adecuado para destruir las bacterias responsables de la putrefacción, permite que el cuerpo se deseque en forma natural conservándose incorrupto por tiempo indefinido”, indicó el especialista.

No obstante, dadas las características, esta parece ser una explicación aplicable al caso de la mujer hallada en Francia. Pero no a la situación del joven Acutis y la misteriosa preservación de su cuerpo. La explicación científica aplicable a este caso sigue justamente un camino opuesto al ya explicado; y se da en situaciones en que el cadáver queda en un ambiente de humedad relativa, pero estéril. “Se produce el fenómeno llamado ‘adipocira’ (de adipós, grasa y cira, cera)”, explicó Reverte.

De acuerdo a este proceso, primero se produce una saponificación (transformación de los tejidos en jabones mediante la grasa) y luego una fase plástica, durante la cual las partes blandas se transforman en algo parecido a la plastilina. “La piel queda elástica convirtiéndose en una especie de badana, como si la hubiesen curtido”, se explayó el científico; quien detalló que en ocasiones esos tejidos se transforman en cera, “como la de una vela derretida, que mantiene la forma de los órganos con gran precisión”.

Y es precisamente esa transformación la que ha dado origen y alimenta la creencia "de que hay cuerpos incorruptos debido a causas sobrenaturales; y no hay tal cosa”, sostuvo de manera contundente Reverte.

Hay una tercera explicación en el plano de la ciencia para esto que suele adjudicarse a causas milagrosas: la petrificación, o la transformación del cadáver en material pétreo debido a la infiltración por hidrioxipatita y carbonato cálcico. Esto es algo producido por el ser humano.

“El aislamiento del cuerpo del oxígeno es un factor importante para la conservación de sus órganos. Esa es una de las conclusiones que sacaron unos investigadores del York Achaeological Trust de Reino Unido que encontraron un cerebro de 2.600 años de antigüedad perfectamente conservado”, detalla el artículo de BBC publicado en 2015; que cita el estudio de los arqueólogos y aclara que “como no había ninguna traza de oxígeno en el cerebro y no hay movimiento, éste estaba protegido y preservado”.

Las momias egipcias son un ejemplo paradigmático del embalsamiento artificial ideado por el hombre antiguo.